Guinness certifica que Sevilla ha logrado montar la barra más larga del mundo

 

520 metros y 99 centímetros decía el acta levantada en el propio paseo Marqués de Contadero por el inspector del libro Ginnes de los Records, Victor Fenes, tras recorrer la barra completa con un artilugio especial para medir exactamente la distancia.

En el reto habían participado al final, cerca de 300 hosteleros, la mayoría de ellos de la provincia de Sevilla, aunque también había algún establecimiento de Cádiz e incluso delegaciones venidas desde Canarias. Todos habían acudido a la llamada de la empresa Makro que quería lograr montar en Sevilla la barra de tapas más larga del mundo, un proyecto para el que ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, el consorcio Turismo de Sevilla, La Asociación de Hosteleros de Sevilla y Facyre (Asociación de Cocineros y Reposteros de España).

Los trabajos comenzaron a primeras horas de la mañana con el montaje de la barra, realizada al completo con cartón reciclable. Más de 50 personas de la empresa Makro, con su propio director general en España a la cabeza, presente en el acto, Peter Gries, participaron en la organización del evento. Entre los bares se repartieron más de 50.000 platos y 50.000 cubiertos todo en material reciclable. A esto hubo que unir unas 600 personas más de todos los bares participantes, que iban llegando con neveras y recipientes hasta el lugar para montar sus tapas.

Se repartieron más de 45.000 durante toda la mañana. Hubo de todo, desde llamativas ensaladillas coronadas con vistosas regañás hasta chicharrones, tortillas coronadas con la bandera de España, platos internacionales o llamativos bocados elaborados con tortas de Alcalá de Guadaira, cuya asociación también acudió al acto.

Desde primeras horas también se formaron colas de personas que querían probar las tapas. A cada uno se les entregaba un vale que les permitía tomar dos tapas y una bebida, cerveza o agua. Los “grifos” de la cervecera Estrella Galicia, que colaboró en el evento, no pararon tampoco en toda la mañana.

Entre los presentes, algunos “ilustres” de la tapa, como el cocinero Mario Sandoval que, con su restaurante Coque, abriá la barra en la parte más cercana al puente de San Telmo. Pocos metros más allá La Taberna del Cheff del Mar, el sitio de comida más informal del triestrellado Angel León, el único cocinero andaluza que ha logrado tres estrellas Michelín. La propia gerente de la taberna, Marta Girón, atendía su “trozo” de barra donde no faltó una tapa elaborada “con el origen de la vida marina”, su famoso plancton (más info aquí).

Participaron en el evento un número importante de firmas señeras de la hostelería sevillana. Así estaban presentes El Patio de San Eloy, la heladería La Fiorentina, Abades Triana, Río Grande, la pastelería Ambrosius, Manu Jara, Muelle 21, el asador La Burra, el grupo San Raimundo, la taberna del Alabardero o el restaurante Mara.

El acto se inscribió dentro del día de la Hostelería que cada año celebra la firma Makro que con este acto pretendría destacar el papel fundamental de la ciudad de Sevilla en el mundo de la tapa.

Más detalles sobre el evento, aquí.