Paseo “en grano” por seis arroces marineros que merece la pena probar desde Gelves hasta Isla Mayor

 

Sevilla es sinónimo de Guadalquivir, de marismas y, por extensión, de arroz. Sólo la provincia produce casi la mitad de todo el arroz nacional, así que es normal pensar que la gastronomía de la zona tenga a este cereal como una de sus piedras angulares, siendo los arroces marismeños la joya de la corona. Damos un paseo con mucho grano por los mejores arroces al estilo de aquí:

El arroz marinero de La Marina de Gelves

Si tomamos Sevilla como punto de partida de esta particular ruta arrocera, la primera parada la deberíamos hacer en Gelves. Allí, muy cerca de su puerto fluvial, encontramos el restaurante La Marina de Gelves (Plaza de la Marina, 1. Teléfono: 955761071). Ofrece un ambiente marinero con una carta en la que abundan los pescados y los arroces. En su carta destacan el arroz marinero con marisco y el arroz con pato, que son los que cada fin de semana sirven por “toneladas” a las hordas de familias, grupos de amigos y matrimonios que se arremolinan en la puerta para encontrar una mesa cuando el hambre empieza a hacer rugir sus estómagos. Las tortillas de camarones, las carnes, los quesos y sus postres son otros de los atractivos del local que ofrece una relación calidad-precio muy interesante.

Con Boletus y presa ibérica en el Bar Guadalquivir de Coria del Río

A pocos minutos en coche llegamos a Coria del Río, uno de los grandes destinos arroceros de la zona, donde la oferta gastronómica arrocera es abundante. A destacar el Bar Guadalquivir (calle Batán 97, T. 657212127) recientemente ampliado para dar cabida a la amplia demanda de sus arroces. La especialidades de su cocinera, María Dolores Castro, son el arroz con bogavante y el arroz con boletus y presa ibérica, que llevan sirviendo desde el año 2011. Otro de los grandes atractivos del restaurante son las carnes a la brasa. Todo, normalmente, por un ticket medio que suele rondar los 10€ por persona. Es más que recomendable venir con reserva previa y, si hace buen tiempo, disfrutar de la terraza del local, que da a un paseo fluvial donde la gente va a estirar las piernas, tomar el aire o pasear al perro, en un ambiente calmado y agradable. A su alrededor hay bares de copas y cafeterías donde redondear el almuerzo.

El arroz con pato del asador El Rezón de La Puebla del Río

Llegando a la Puebla del Río, el siguiente destino en carretera, tenemos otro gran templo del peregrinaje arrocero: Asador El Rezón (Plaza de Blas Infante, 1. Tfno. 955771806). Además de unas fantásticas carnes a la brasa y ofrecer una cuidada selección de vinos de Jerez, aquí podemos tomar unos arroces que hacen las delicias de todos los que vienen, como el arroz con pato. María Teresa Rebollo es la cocinera y lleva desde 1995 ofreciendo, además, otras especialidades como carnes a la brasa, albur marinado y camarones con pimientos, amén de sus postres, todos caseros y de rechupete. Tienen vistas al Guadalquivir y desde su salón se ven los enormes barcos de transporte, que parecen ciudades flotantes, ir y venir desde el Puerto de Sevilla y haciendo las delicias de los pequeños que juegan al solecito en el patio privado donde se pueden aparcar decenas de coches a la sombra de viejos barcos pesqueros. Ya que estamos en La Puebla, también podemos complementar la experiencia yendo a Las Melonas a por unas de sus famosas cuñas de chocolate.

El arroz con pato de la Venta del Cruce de Isla Mayor

Ya de camino a Isla Mayor encontramos la Venta del Cruce (Carretera La Puebla-Isla Mayor, km. 10. Tfno. 955770119), que lleva desde 1960 siendo un referente en el camino a las Marismas del Guadalquivir. Con decenas de kilómetros de arrozales a la redonda y unas vistas fantásticas a todos ellos, la Venta del Cruce se presenta como una de los atractivos gastronómicos más interesantes de la zona. Les gusta destacar su arroz con pato, típico de la zona, que preparan con esmero desde hace años y que lo han convertido en un referente. Destacan en el establecimiento que familias enteras y grupos de amigos hacen su particular “peregrinaje” desde Sevilla o más lejos para llegar y comer aquí, teniendo que reservar con la suficiente antelación si coinciden festivos o similares.

El arroz con conejo de Casa Paco de La Puebla del Río

Si nos plantamos ya en la aldea de Colinas (dentro del término municipal de La Puebla del Río) está Casa Paco (Poblado de las Colinas, Km 7. 955772215). Aquí parece que el tiempo se detuvo hace algunas décadas y que el mundo siguió avanzando a su ritmo fuera de este micromundo. En un entorno idílico, rodeado de vegetación y siendo un pequeño oasis cuando la calor del verano más aprieta, está este famoso local que, en pleno arrozal marismeño, nos ofrece un arroz con conejo único, pues la combinación de ingredientes y especias que se le echa (secreto de la casa, claro) le otorgan un sabor verdaderamente irrepetible. Esto, unido y complementado con las vistas a la vegetación colindante, ofrece una experiencia muy destacada a todos sus visitantes.

El arroz con pato del restaurante Estero de Isla Mayor

Por último, pero no por ello menos importante, llegando ya a la localidad de Isla Mayor, plenamente sumergida en la marisma y sus arrozales, está el restaurante Estero (Avenida Rafael Beca, 6. 954777389). Una vez más, el arroz con pato reina en una carta donde también encontramos carnes y otros platos interesantes, pero que no consiguen arrebatar el protagonismo de lo que hemos venido a buscar. El paté de pato es uno de los mejores que se pueden toma en toda la provincia, unido a los pescados, carnes, mariscos y postres, hacen que el “paseo” hasta aquí desde Sevilla esté absolutamente justificado. Precios acorde a la calidad, la celeridad y la elaboración del producto y el servicio que recibimos.

¿Conoces algún sitio más donde se coma un buen arroz marismeño? Puedes decirlo abajo, en la sección de comentarios.

La foto que encabeza el reportaje es del arroz con pato del asador El Rezón y ha sido cedida por el establecimiento.