Tras cinco años en el mercado de abastos de la calle Feria, la Almadraba se consolida en pleno centro de Sevilla como referente en consumo y venta de productos derivados del atún de Barbate.

 

Medio centenar de referencias diferentes de atún de las principales conserveras barbateñas son su mejor aval. Enclavado en el corazón de Sevilla, Barbate y su principal manjar gastronómico tienen su particular templo en La Almadraba, un negocio ubicado en los puestos 49 y 50 del Mercado Gastronómico de la calle Feria.

Fue hace cinco años cuando los barbateños Paul Varo y Esteban Murillo hicieron realidad su deseo de “acercar a los sevillanos los productos de la tierra” e introducirlos en un mercado que no los consumía con asiduidad.

A día de hoy, Varo y Murillo continúan ofertando conservas, semiconservas y salazones del archiconocido atún de Barbate en todas sus variantes: ventrescas, huevas, mojamas, sardas, barrigas e ijadas. Lo hacen en tapas y raciones, ofreciendo asimismo la posibilidad de adquirirlas para llevar, lo que entronca con el concepto de abacería tradicional que envuelve al establecimiento. Para aquellos que deseen probar innovación culinaria barbateña, Paul Varo recomienda el atún de Ijar, el sashimi de atún rojo o el caviar de erizo.

Además, como no podía ser de otra forma, la Almadraba riega sus productos con vinos de la provincia de Cádiz, como el Garum de las bodegas Luis Pérez o la manzanilla en rama de Covisan.

La Almadraba Sevilla

Más datos sobre La Almadraba del mercado de la calle Feria de Sevilla, aquí.