El establecimiento ofrece carne de buey certificada que preparan tanto a la brasa como en un steak tartar

 

La carne de buey es muy dificil de encontrar. La de buey auténtico ya que en muchas ocasiones se utiliza el término cuando en verdad lo que se sirve es carne de vaca vieja, también exquisita pero no es lo mismo que la de buey.

El restaurante Tribeca está trayendo desde la pasada semana carne de buey que les llega desde Tordesillas (Valladolid) procedentes de una firma especializada en estos animales. En concreto están sirviendo dos platos con la carne. Por un lado la sirven a la brasa y en un corte conocido con el nombre de “T-Bonne” una especie de chuletas que se caracterizan porque tienen en mediio un hueso en forma de T, de ahí su nombre. La característica principal de estas piezas es que contienen carnes de dos partes diferentes del animal. A un lado del hueso es solomillo y al otro entrecot del lomo del animal. Se trata de un corte de carne típico de países anglosajones y que ahora se está poniendo de moda en España

Asimismo servirán la carne de buey en un clásico de la cocina internacional, el steak tartar, en el que esta se come cruda cortada a cuchillo en pequeños trozos y aliñada.

Los T-Bonne se venden al peso y el kilo está a 100 euros. El plato de steak tartar sale a 24 euros. Las existencias son limitadas por lo que conviene reservar con antelación.

Quiere saber cuales son los cortes de carne que están ahora de moda en Sevilla. Pulse aquí.

¿Quiere ver la receta del steak tartar?  Pulse aquí.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Tribeca, aquí.