Gazpacho, tartar de gambas, mini serranito, barquitos de pan recién hecho en salsa verde y atún encebollado, las principales incorporaciones a su oferta gastronómica.

 

Desde su creación en 2017, Castizo, el establecimiento más costumbrista de Ovejas Negras Company, protagoniza su primer cambio de carta. Y lo hace con platos que mantienen ese sabor de tasca tradicional pero atmósfera actual que caracteriza a este restaurante de guisos, cazuelas, montaditos y frituras de las de toda la vida.

Vaso de gazpacho fresquito, una de las nuevas incorporaciones a la carta de Castizo. Foto: CosasDeComé

Vaso de gazpacho fresquito, una de las incorporaciones veraniegas a la carta de Castizo. Foto cedida por el establecimiento. 

A ellas se incorporan nuevos platos especialmente diseñados para la época estival como el vaso de gazpacho fresquito, el mini-serranito, los barquitos de pan recién hecho en salsa verde, el tartar de gambas con caviar de arenques y jugo de escabeche o el atún encebollado. En el apartado de postres se estrena una mousse de chocolate con helado. Además, la vitrina de Castizo cuenta con productos frescos que cambian todos los días, excepto los lunes.

El mini-serranito, novedad estrella del apartado de montaditos. Foto: CosasDeComé.

El mini-serranito, novedad estrella del apartado de montaditos. Foto cedida por el establecimiento.

Las novedades se incorporan a una carta donde el cliente puede encontrar más de una treintena de elaboraciones entre las que destacan clásicos como la tortilla de patatas al whisky, el arroz castizo del día, los huevos estrellados, las carrilleras ibéricas al vino tinto, las croquetas caseras de gambas o los buñuelos de bacalao con alioli.

Las croquetas caseras de Castizo gozan de gran aceptación entre sus clientes. Foto cedida por el establecimiento.

Más sobre Castizo, aquí.