Tras quince de años de residencia en Portugal, la emprendedora sevillana Eva Gordon pone en marcha en la calle Mateos Gagos una cafetería especializada en la elaboración artesanal de los famosos pasteles de crema de origen luso.

 

No, no ha confiscado la receta secreta de la zona lisboeta de Belem para traerla hasta Sevilla. Aunque es capaz de elaborar una muy similar e igualmente exquisita para gozo y deleite de los enamorados de esta especialidad de crema y hojaldre, emblema gastronómico de Portugal y oriundo de Lisboa. Después de quince años residiendo en el país vecino, la emprendedora sevillana Eva Gordon regresa a su ciudad natal para dar vida a ‘De Nata’ un cafetería obrador donde, como su propio nombre indica, los pasteles de nata portugueses son los absolutos protagonistas. “Dejé mi trabajo hacer tres años para formarme en repostería, una de mis grandes pasiones. Siempre quise volver a Sevilla, a mis raíces. Nada mejor que hacerlo con un homenaje a las raíces de mi marido, que es portugués”, explica Eva Gordon.

Pasteles de nata elaborados por Eva Gordon. Foto cedida por el establecimiento.

Pasteles de nata elaborados por Eva Gordon. Foto cedida por el establecimiento.

Así que, ni corta ni perezosa, Eva se decantó para este tributo empresarial y gastronómico por lo que ella misma denomina “el auténtico icono portugués”. La sevillana ha recibido para ello la receta familiar de los pasteles de nata de la abuela de su esposo, una lisboeta conocida en su entorno por su grandes dotes como repostera. “Belem tiene su secreto y yo también tengo el mío, que tampoco puedo desvelar”, bromea Eva, divertida.

Desde el pasado 5 de mayo, fecha de apertura del establecimiento, a la céntrica calle Mateos Gago la envuelve un aroma dulzón que guía, inexorable y olfativamente, hasta De Nata. Y es que Eva prepara todos los días de la semana y a la vista del cliente sus especialidades de hojaldre y crema. “El público cada vez valora más lo hecho artesanalmente. De ahí, el enfoque de esta cafetería, que está totalmente centrada en estos pasteles” Unas elaboraciones que pueden acompañarse de café natural arábigo, té de hierbabuena, zumo de naranja o limonada artesanal, todo de elaboración propia.

Interior de las instalaciones de De Nata. Foto: CosasDeComé.

Interior de las instalaciones de De Nata. Foto: CosasDeComé.

Los pasteles de nata de Eva Gordon pueden consumirse in situ o bien se pueden comprar para llevar. El precio de la unidad es de 1,50 euros y también se venden en la típica caja de formato portugués, ideal para su perfecto mantenimiento, a 9 euros las seis unidades.

Más sobre De Nata, aquí.