Con la intención de adaptarse a las apetencias de sus clientes en los meses de verano.

 

Su carta siempre se encuentra en continuo cambio y evolución. Aunque con la llegada de la temporada estival se ha hecho aún más palpable. Edición Limitada Espacio Gastronómico estrenaba el pasado 27 de junio nuevos platos y volvía a ofertar menús cerrados, algo que no hacía desde 2016. Con todos ellos, su cocinero y propietario Gonzalo Fernández continúa apostando “por una cocina de máxima calidad, sin fritos, diferente aunque sin olvidar nuestro recetario popular”.

De las nuevas incorporaciones a la carta de Edición Limitada, Fernández explica que la más demandada es la caballa marinada en crujiente con huevas de tobiko. Un plato donde el pescado se prepara con jugo de lima y siete especias japonesas y es culminado con queso en crema con alcaparras.

Caballa marinada en crujiente con huevas de tobiko, la elaboración más demandada. Foto cedida por el establecimiento.

Caballa marinada en crujiente con huevas de tobiko, la elaboración más demandada. Foto cedida por el establecimiento.

Dos elaboraciones ya existentes en el establecimiento y que gozaban de gran aceptación en la temporada invernal han sido adaptadas a la temporada estival por Gonzalo Fernández. Así los garbanzos con curry casero y berenjenas han dado paso a un humus de garbanzos con cebollino picado terminado con tomate cherry, tirabeque y aceituna verde. Por su parte, el solomillo de cerdo ibérico que, según Fernández, “preparábamos con calabaza, hemos preferido darle otro toque y acompañarlo con cogollos de lechuga en barbacoa volcánica”. Bacalao con emulsión de yema pasteurizada, pimentón de la Vera y espinacas salteadas es otra las nuevas propuestas de Edición Limitada de cara al verano.

Hummus de garbanzos con cebollino picado terminado con tomate cherry, tirabeque y aceituna verdes. Foto cedida por el establecimiento.

Hummus de garbanzos con cebollino picado terminado con tomate cherry, tirabeque y aceituna verde. Foto cedida por el establecimiento.

Para terminar, en los postres se han introducido dos variaciones: la tarta de queso casera pasa a ser una crema de queso Rey Cabra con una mermelada de higos, dulce de membrillo y gominola de vino de naranja. La crema inglesa de primavera ha sido sustituida por una que incluye naranja, con coulis y una salsa de piña.

Respecto al regreso de los menús cerrados, Fernández confiesa que ha decidido recuperarlos “para ofrecer a los clientes la posibilidad de comer bien y variado con un precio cerrado que ronda los 20 euros por comensal, bebidas no incluidas”. Edición Limitada cuenta con un menú estival compuesto por la mayoría de los nuevos platos añadidos este verano a la carta, otro vegetariano y un tercero denominado Andalucía por su alto componente de productos clásicos de la comunidad autónoma.

Menú 2

Menú1

Más sobre Edición Limitada, aquí.