Una encuesta de la Cátedra de Gastronomía de Andalucía y la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo preguntan a los sevillanos por su plato autóctono con mayor reconocimiento y grado de consumo.  Los seleccionados son bacalao con tomate, huevos a la flamenca, pescaíto frito, gazpacho, pincho moruno, espinacas con garbanzos, cola de toro, caracoles, soldaditos de pavía o huevas aliñás

 

¿Qué creación gastronómica es más típica o genuina de la provincia de Sevilla: el bacalao con tomate o las espinacas con garbanzos? La respuesta se complica aún más si cabe cuando entran en juego hasta una decena de platos populares de origen sevillano. En concreto, además del citado bacalao y las espinacas, huevos a la flamenca, pescaíto frito, gazpacho, pincho moruno, cola de toro, caracoles, soldaditos de pavía o huevas aliñás. Se trata de las diez recetas que la Cátedra de Gastronomía de Andalucía y la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo han dirimido como las más populares de la provincia y entre las que desean que los sevillanos escojan la más reconocida y consumida.

De esta forma, desde septiembre ambas entidades están difundiendo una encuesta a través de medios de comunicación y blogs gastronómicos en la que el participante tiene el citado listado de elaboraciones gastronómicas y tiene que decir cuál considera que es la más típica de su provincia, su favorito de todas ellas e indicar el lugar que ocupa ese plato elegido entre todos sus favoritos. Además, es preguntado por la frecuencia de consumo de cada plato, por si lo toma en casa o en la calle y en qué estación.

Paralelamente, la Cátedra de Gastronomía de Andalucía y la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo están llevando a cabo esta iniciativa en las restantes provincias de la autonomía con su selección de aproximadamente una decena de recetas autóctonas.

Con este proyecto, las entidades buscan la implicación de las escuelas de hostelería de todas las provincias andaluzas para la recreación y conocimiento de los diferentes platos populares, a la vez que tratarán de avanzar en el camino de la estandarización de los mismos cuando exista más de una variante.  Otro de los objetivos es la evaluación nutricional de los platos terminados.

Para participar en la encuesta, click aquí. 

Más información del proyecto a nivel andaluz, aquí.