La Antigua Abacería de San Lorenzo estrena nuevas tapas como unos calamares aromatizados con Garum, el “cabiche” o una ensaladilla que lleva aceitunas prietas de El Arahal

 

A pesar de que agosto ya toca su fin la antigua Abacería San Lorenzo apuesta por vivir en su establecimiento en un estado vacacional constante y perpetuo. “Queremos que sigas de vacaciones cuando entres, que disfrutes del fresquito y de la cerveza y los vinos fresquitos, y que olvides que lo bueno pasó, porque lo bueno empieza ahora”. Para contribuir a ello, la antigua abacería presenta algunas de las novedades culinarias que han elaborado durante los meses de julio y agosto.

Entre ellas destacan el ceviche a la andaluza de caballa y langostinos al que han bautizado como Cabiche, la ensaladilla de melva con aceitunas prietas de Arahal o el calamar relleno a la sanluqueña con vinagreta de garum romano (aquí más información sobre el Garum).

También han incluido el huevo con foie de pato y polvo de morcilla de Burgos, un festival de escabeches camperos compuesto por conejo, asadura, magret de pato y pimientos cuerno de cabra, langosta en arroz caldoso, solomillo de retinto con foie “al barro”, menudo de chocos y gambones al ajillo con patatas paja y huevo.

Siguen manteniéndose en carta sus clásicos tomates rosados del terreno de la Sierra de Aracena aliñados, así como otras especialidades de la casa.

Más sobre la antigua Abacería de San Lorenzo, aquí. 

Más sobre el certamen de cuentos gastronómicos de la abacería, aquí.