Cuenta con un total de 16 puestos fijos y cuatro locales externos con los que se pretende revitalizar a nivel cultural y gastronómico el centro de la localidad.

 

El mercado de Abastos de Estepa abre de nuevo sus puertas tras tres años de obras y una década sin uso. La nueva plaza recupera su fisionomía y estructura original dando cabida a 16 puestos fijos y cuatro locales externos equipados con los servicios necesarios para la apertura de comercios. Pese a que la inauguración oficial del recinto tuvo lugar el día 6 de febrero, tan solo cinco de los puestos fijos ya están adjudicados. Dos de ellos tienen carácter gastronómico, una cafetería y una pescadería, y ya han iniciado su actividad.

El plazo de presentación de solicitudes para la ocupación de los restantes continúa abierto y, según explican desde el Consistorio de Estepa, existe una alta demanda por parte de los hosteleros del municipio para explotar unos locales que podrían dar cabida a algún restaurante o gastro-bar, además de las tradicionales carnicerías o fruterías.

Inauguración plaza. Foto cedida por el Ayuntamiento de Estepa.

Inauguración plaza. Foto cedida por el Ayuntamiento de Estepa.

De esta forma, el que fuera el mercado que abastecía de las frutas y hortalizas de Aguadulce, Lora de Estepa, Badolatosa y Puente Genil hace un siglo, se convertiría en la actualidad en un revulsivo cultural y gastronómico para el centro de la localidad. Una apuesta municipal para la que también se potenciará el uso del espacio diáfano del patio central del Mercado de Abastos, de 752 metros cuadrados, susceptible de acoger actuaciones como conciertos, obras de teatro o presentaciones de cualquier índole, además de puestos ambulantes.

Más datos sobre la Plaza de Abastos de Estepa, aquí.