El resto de localidades pronostica que la recogida de la uva se retrasará una o dos semanas debido a la abundante lluvia de primavera y a las temperaturas suaves de julio.

 

Las umbreteñas bodegas Salado ya han inaugurado la Vendimia 2018 en la provincia de Sevilla con las variedades Chardonnay, Verdejo, Garnacha Blanca y Sauvignon Blanc. También han comenzado a recolectar sus primeras uvas Sauvignon Blanc en bodegas González Palacios de Lebrija. De ellas, nacerán los vinos 5lobitos y Viento en la Cara. Pese a ello, se prevé que el resto de bodegas del Aljarafe, Bajo Guadalquivir y Sierra Norte aún tengan que esperar. Las abundantes precipitaciones registradas esta primavera unidas a las suaves temperaturas del mes de julio hace que la mayoría de los bodegueros sevillanos pronostiquen un retraso de una o dos semanas en la recogida de la uva.

Es el caso de bodegas Tierra Savia de Alanís que fecha esta demora “en torno a 20 días con respecto a 2017” y en la que ya cuentan los días para iniciar su vendimia que arrancará según su gerente Félix González en su mayoría “en torno a inicios mediados de septiembre, e incluso tenemos alguna variedad que vendimiamos a mediados de octubre”. Por su parte, en Colonias de Galeón de Cazalla de la Sierra afirman estar a la espera de que la uva alcance el punto óptimo de maduración “para ello hacemos constantes controles”. “No nos importa que se retrase la vendimia, una madurez lenta no implica nada negativo”, aclaran desde la bodega.

En cuanto a las expectativas de cara a la vendimia, el sector bodeguero de la provincia de Sevilla prevé un alto nivel de producción y calidad. De hecho, bodegas Salado augura “probablemente la mejor campaña en los últimos años”.