Al más reciente lanzamiento de pasta blanda de la quesería artesana Flor de Cazalla le ha salido una variante con corteza de carbón vegetal, comestible y de roble.

Los quesos de elaboración artesanal con leche de cabra de la quesería de Cazalla de la Sierra ‘Flor de Cazalla’ continúan en proceso de crecimiento. A su última creación de pasta blanda lanzada al mercado en abril de 2019 se ha incorporado una versión con corteza de carbón vegetal, comestible y de roble. «Llama la atención por su aspecto oscuro, casi negro, efecto de las cenizas. Pero su interior es idéntico a su hermano de corteza clara», aclara José Luis Aparicio, propietario de ‘Flor de Cazalla’ quien matiza que la diferencia entre ambos quesos radica «en que el nuevo tiene un sabor más ahumado en boca«.

Este queso de pasta blanda con carbón vegetal fue presentado en sociedad en la última Feria de la Gastronomía de Cazalla de la Sierra que se celebró los pasados 1, 2 y 3 de noviembre. La aceptación del mismo fue tal que se han agotado todas las existencias aunque Aparicio ya ha elaborado nuevos ejemplares «que tienen que estar en cámara unos treinta días antes de sacarlos de nuevo al mercado».

De esta forma, ‘Flor de Cazalla’ aprovechará la Navidad para que este queso oscuro de interior tierno pueda ser adquirido en la fábrica de la quesería cazallera o en sus puntos de venta habituales en distintas tiendas gourmet de la provincia.

Paralelamente a este lanzamiento, José Luis Aparicio ha inaugurado un programa de visitas a la quesería ‘Flor de Cazalla’ que incluye la cata de algunos de sus quesos más emblemáticos. Esta nueva actividad consiste en un primer acercamiento a la explotación de animales, visualización del ordeño y, posteriormente, de la elaboración del queso dentro de la fábrica. La visita finaliza con una degustación de un mínimo de tres productos de la empresa cazallera. «Es una propuesta diferente que está abierta pequeños y mayores, parejas, familias y grupos. Hemos empezado hace un mes y estamos muy contentos con los resultados».

Las visitas a la quesería ‘Flor de Cazalla’ se cotizan a ocho euros por persona y requieren de reserva previa de plaza en el teléfono 667075251.

Más sobre Flor de Cazalla, aquí.