Una veintena de empresas se dedican ya en la provincia al mundo de las cervezas artesanales. La última tendencia es crear fábricas que se pueden visitar y que cuentan también con espacios gastronómicos

Pincha aquí para ver la guía de la cerveza artesanal en Sevilla de Cosasdecome

 

A principios de febrero Cervezas Mond, una de las más conocidas cervezas artesanas de Sevilla y con algún premio internacional en su capítulo de méritos, ha inaugurado sus nuevas instalaciones en La Rinconada. Están en el Cortijo Torrepavas, un edificio rural construido con motivo de la exposición universal de Sevilla de 1929 y que llegó a ser la sede de una escuela de hostelería.

Cerveza Mond. Foto: Cosasdecome

Cerveza Mond. Foto: Cosasdecome

Mond aprovechará este edificio, ubicado en una parcela de 3.800 metros cuadrados, para albergar su nueva fábrica de cervezas, unas instalaciones con capacidad para elaborar unos 70.000 litros de cerveza al mes, lo que les permite duplicar su capacidad de producción. Pero lo más atractivo de su nueva ubicación, según resalta Manuel Pereyra Moreno, gerente de la firma y “hacedor de cervezas” como el mismo se define, es desarrollar lo que califica como un “espacio 360º” porque permite mirar a su producto desde muchos puntos de vista.

Mond compatibilizará su fábrica con un destino de turismo enogastronómico ya que las instalaciones son visitables y uno de los atractivos es poder contemplar como se elabora la cerveza que luego catarán o que tomarán con unas tapas en el bar con que cuentan en las instalaciones y donde están situados los grifos que expenden sus bebidas estrella. Además el local cuenta con dos salones de celebraciones con capacidad para 150 personas con lo que también podrán abordar este mercado.

Mond se creó en el año 2013 y fue de las pioneras de sector. Su nombre procede del alemán, significa luna y se debe a que un antepasado de los creadores de la fábrica se llamaba así.

Las primeras cervezas en 2011

El mundo de las cervezas artesanales es relativament joven en Sevilla. Fue en el año 2011 cuando salió la primera al mercado “Taifa” a la que seguiría al año siguiente “Albero”. La primera ha desaparecido y la segunda se comercializa ahora incluida en el catálogo de cervezanía, una firma con sede en Sevilla y dedicada a la venta de elementos para elaborar cervezas artesanales. Pero en ocho años el sector ha crecido de una forma bastante potente ya que en la actualidad hay, al menos, siete fábricas de cervezas artesanales en la provincia a lo que hay que añadir otro número similar de “nómadas” como se llama en el sector a las cervezas que no tienen fábrica propia sino que van con sus fórmulas a una industria que les elabora “al dictado” la cerveza que desean.

32 Great Power

Alessandro Ceccano es italiano de nacimiento aunque lleva varios años viviendo en Sevilla. Enamorado del mundo de los vinos y las cervezas artesanales, se inició vendiendo vinos italianos en la zona. Luego en 2011 vendría una tienda especializada en cervezas, con el original nombre de “32 Great Power”, ya que estaba situada en el número 32 de la calle Jesús del Gran Poder. En 2016 dejó su establecimiento para dedicarse en cuerpo y alma a la distribución de cervezas artesanales. Ahora tiene su sede en Camas y desde ahí distribuye a hosteleros de la provincia y también al público en general a través de una página web que tiene unas 150 cervezas diferentes.

Portada de la tienda virtual de 32 Great Power.

Portada de la tienda virtual de 32 Great Power.

Ceccano resalta que es en Sevilla y en Málaga donde ha crecido más el sector en Andalucía. Señala que en España se lleva “unos 20 años de retraso con respecto a Estados Unidos” donde comenzó este fenómeno. Resalta que, por el momento, en Sevilla no hay una estructura empresarial importante en torno a las cervezas artesanales y todo se orienta en torno a pequeñas firmas. Resalta que aún hay pocas personas que las conozcan y pocos bares que las sirvan. Para colmo, otro problema que lastra al sector es que las grandes firmas industriales se han lanzado a elaborar cervezas “artesanales” con lo que entran en competencia con los proyectos alternativos.

Río Azul, una de las ofertas más atractivas

32 Great Power elabora su propia cerveza: “Suprima”. Ceccano es optimista en cuanto al futuro y estima que el sector irá creciendo. Así lo ha hecho, por ejemplo, Río Azul, una empresa surgida en el año 2017. Ellos regentan lo que es la última moda en el sector, los “Taproom”, que no es otra cosa que una barra donde poder tomar las cervezas que se elaboran en la fábrica adjunta. Las instalaciones, situadas en un antiguo almacén del polígono Hytasa de Sevilla,  tienen más de 1000 metros cuadrados y junto a los depósitos de acero inoxidable donde descansa el producto, se sitúa la barra donde hay varios grifos de cervezas, incluso de otros fabricantes, que se sirven junto a comida callejera que va desde bocadillos originales hasta ensaladas o tacos mejicanos. Hay también actuaciones musicales.

En el establecimiento se ofrecen a menudo actuaciones. Foto: Cedida por Cervezas Río Azul

En el establecimiento se ofrecen a menudo actuaciones. Foto: Cedida por Cervezas Río Azul

Mucho más modesto, pero también juntando gastronomía y cervezas, es el proyecto de 8 Huellas en Los Palacios. Están en un polígono industrial, igual que Río Azul y allí cuenta también con un bar desde el que se puede ver cómo se realizan estas cervezas. Abre de jueves por la noche a domingos a mediodía, y además de las cervezas de la casa sirve otras, también artesanales, que se realizan en el entorno. También hay tapeo en frío: chacinas ibéricas, conservas de melva, mejillones o caballa en tomate y montaditos.

La taberna de 8 Huellas. Todas las fotos han sido cedidas por el establecimiento.

La taberna de 8 Huellas. Todas las fotos han sido cedidas por el establecimiento.

Las cerveceras han visto que este modelo de crear un local donde poder degustar su producto donde se elabora da mejores resultados que la distribución en la que hay mucha competencia debido a la continua irrupción de nuevas marcas con la etiqueta de artesanales.

También ha optado por esta vía Insitu en Sanlúcar La Mayor que tiene desde diciembre de 2016 una fábrica y bar con tapas en la avenida Las Doblas.

Desiderata, cervezas muy originales

El catálogo de cervezas que más puede llamar la atención es el de “Desiderata” otra de las importantes del sector. Comercializan cervezas aromatizadas con piel de naranja amarga y cilantro con caramelo y pasas, con pomelo y grosella o con café y chocolate. Es otra de las veteranas. Nació en el año 2014 en Mairena del Aljarafe de  mano de los hermanos García-Casarrubios. Precisamente Santiago, químico de profesión, es su maestro cervecero. Tienen también “taproom” con tres grifos de cerveza. Abren al mediodía, excepto los domingos y para acompañar ofrecen en el bar comida mediterránea. Las cervezas se pueden comprar en este establecimiento y también en bastantes puntos de venta. Comercializan incluso en Francia y están presentes en las tiendas gourmet de El Corte Inglés.

Cervezas de Desiderata. Foto: Cedida por la empresa.

Cervezas de Desiderata. Foto: Cedida por la empresa.

En muchas ocasiones lo dificil de estas cervezas es encontrarlas, por eso nació otra de las iniciativas curiosas en el sector “el mapa de la cerveza” (craft map). Ya ha salido su edición de 2019. La iniciativa es de Nicolás Aguirre, uno de los propietarios de “Hops and Dreams”, un bar situado en la calle Jesús del Gran Poder cuyo principal atractivo es que tiene 8 grifos de cervezas artesanales disponibles que se puede acompañar con comida callejera internacional e incluso sushi en algunas ocasiones.

En el mapa aparecen 10 locales de Sevilla donde las cervezas artesanas son las protagonistas. Tienen incluso página en facebook donde se puede consultar la guía.

Guadalquibeer en Valencina

El sector está en continua efervecencia. De los últimos en incorporarse han sido los de Cervezas “Guadalquibeer”, una fábrica con sede en Valencina de La Concepción. En Utrera renace también Vandalia, una cerveza cuyo nombre se basa en los vándalos, un antiguo pueblo bárbaro que pobló Andalucía antes de la llegada de los árabes. Fueron uno de los pioneros, dejaron de producir y ahora, hace unos meses han recuperado la actividad de la mano de un nuevo maestro cervecero de León, José María Vázquez. Su fábrica puede puede producir 20.000 litros mensuales y en la actualidad realizan 3 cervezas, una rubia, una tostada y una negra.

El maestro cervecero de Vandalia José María Vázquez junto a Consuelo Sánchez Noriega, una de las propietarias de la firma. Foto: Cosasdecome

El maestro cervecero de Vandalia José María Vázquez junto a Consuelo Sánchez Noriega, una de las propietarias de la firma. Foto: Cosasdecome

Pero el mundo de la cerveza en la provincia de Sevilla está también muy poblado de pequeños proyectos llevados más bien por el amor a esta bebida que por el interés económico. Son proyectos liderados por varios socioes que tienen, por el momento, otra ocupación además de la producción de cerveza. Suelen idear una cerveza, la desarrollan y luego, para hacerla y embotellarla recurren a una fábrica artesanal. En el sector se les conoce como “nómadas”. Uno de estas empresas es “Morgual” con sede en Espartinas. La pusieron en marcha en 2016 el químico Antonio Guadix y el cocinero David Moreno. Su zona de ventas es la Sierra de Cádiz y la provincia de Sevilla. El nombre de la birra sale de la fusión de sus dos apellidos. Comercializan las cervezas “Aestate”, una cerveza rubia y “Aurantium”.

Antonio Guadix y David Moreno han puesto en marcha Cervezas Morgual. Foto: Cosasdecome

Antonio Guadix y David Moreno han puesto en marcha Cervezas Morgual. Foto: Cosasdecome

El movimiento se extiende también a la Sierra de Sevilla donde está Cervezas Pergara con sede en Cazalla de la Sierra. Está realizada con agua de un manantial de Cazalla, un elemento importante ya que en este tipo de cervezas el agua tiene un papel importante.

Bamba en Alcalá de Guadaira

La misma filosofía “nómada” la tiene Bamba, otra cerveza artesanal con sede en Acalá de Guadaira. La pusieron en marcha en 2018 tres socios: Fernando López, Daniel Guerra y Nicolás Corbacho. Su nombre hace referencia a “Bamba” un galgo que tienen dos de los propietarios. Elaboran dos tipos de cervezas que se pueden encontrar en una quincena de bares de Sevilla y de Alcalá de Guadaira.

Aquí puedes ver la guía con todas las direcciones imprescindibles para disfrutar de la cerveza artesanal en la provincia de Sevilla. Pincha aquí para verla.

Dos de los socios de cervezas Bamba con sus creaciones. Foto: Cosasdecome

Dos de los socios de cervezas Bamba con sus creaciones. Foto: Cosasdecome