La cooperativa de la Sierra Norte Corsevilla comercializa desde hace un año una crema realizada artesanalmente con leche de cabra a la que ha incorporado su lomo ibérico de elaboración propia.

 

Suponen la simbosis perfecta. La conjunción ideal entre las dos ramas de producción de Corsevilla, cooperativa de la Sierra Norte de Sevilla, especializada en la elaboración de quesos e ibéricos a partir de los animales que pastorean en las dehesas de sus socios. La organización de ganaderos lleva tres décadas trabajando en estos productos por separado y fue hace dos años cuando su departamento de I+D decidió llevar a cabo esta fusión. “Todo empezó porque queríamos crear una crema de queso de cabra, era el único nicho de mercado que nos quedaba por explorar dentro de la quesería. Pero a la vez deseábamos sacar algo diferente aunque asociado a lo nuestro. Y nació el queso de untar con nuestro lomo ibérico de bellota”, revela Ángel De Tena, director técnico de la quesería de Corsevilla.

De Tena incide en que este producto, que fue lanzado al mercado en abril de 2018, está teniendo una progresión ascendente y alta demanda “porque se trata de un queso único. Hay quesos de untar con trocitos de jamón, pero ninguno de lomo. Además es exquisito”. El director técnico explica que su sabor y textura suaves, “con denotaciones a pimentón y a oleico y con pequeños pedacitos de lomo que alegra encontrarse en su interior” lo convierten una crema casi irresistible.

De las tres variantes del queso de cabra de untar es la de lomo ibérico la que tiene mayor demanda. Foto cedida por la cooperativa.

De las tres variantes del queso de cabra de untar es la de lomo ibérico la que tiene mayor demanda. Foto cedida por la cooperativa.

De hecho, Corsevilla posee otras dos cremas de queso de cabra elaboradas artesanalmente, una de sabor tradicional y otra con pasas especialmente enfocada por su dulzor y versatilidad al uso en ensaladas y postres, pero es la de lomo la que se lleva la palma en lo que a demanda se refiere. “Aunque las otras dos también están funcionando muy bien”, matiza De Tena quien confiesa que Corsevilla no descarta sacar en un futuro nuevas variantes de este queso de untar que se presta a incluir diferentes ingredientes en su interior.

En aras de una mayor exclusividad, Corsevilla envasa sus tres cremas de queso de cabra en tarros de vidrio de 130 mililitros. “Porque nos gusta ser diferentes y cuidar los pequeños detalles que aportan valor a nuestros productos que hacemos siempre siguiendo recetas tradicionales”, concluye De Tena.

Los quesos de untar con lomo ibérico, pasas y tradicional de esta cooperativa de la Sierra Norte de Sevilla se comercializan en gran parte del territorio nacional y pueden adquirirse en tiendas especializadas en este tipo de productos o bien en su página web al precio de 2,5 euros la unidad.