La moda de los taiyaki, originada en Nueva York, llega a la capital hispalense de manos de dos socios, Borja Rodríguez y Juan Fernández, que aspiran a ampliar el negocio en otras ciudades.

 

Un pez con la boca abierta hacia arriba haciendo de cucurucho, un helado cremoso en su interior y algún ingrediente más por encima como chocolate o galletitas. Estos fotogénicos helados son la última moda y han llegado a Sevilla con la idea de expandirse.

El dulce con forma de pez que sirve de cucurucho se llama taiyaki, que significa besugo asado en japonés. Es originario del país nipón, una especie de gofres que allí se combinan con dulce o salado. Desde hace unos años, en Nueva York lo venden con helados soft -más denso y menos frío del que estamos acostumbrados a probar allí- en su interior, y con la posibilidad de añadir ingredientes por encima (toppings). Hace poco más de un año, el taiyaki llegaba a España vía Madrid.

Pero fue en Nueva York donde lo conocieron los sevillanos Borja Rodríguez y Juan Fernández. La idea les encantó, y más cuando analizaron algunas cifras, como al enorme implantación que tienen los helados suaves en el mercado estadounidense. Después vieron la heladería de Madrid, y se convencieron de que había sitio para los peces japoneses en Sevilla, con algunas innovaciones, como los sabores diferentes, de producción propia. El pasado mes de mayo, Taiyaki & Cream abrió en la calle Candilejo con la idea de ser el primero de más si todo va bien. Los socios quieren abrir en otras ciudades establecimientos propios y franquiciar.

Pero de momento, los dulces japoneses se pueden probar en Sevilla. Los taiyaki se elaboran en una especie de gofrera y los hay de tres sabores: con chocolate, con vainilla o con ambos sabores. Una vez elegido el sabor de la base, hay que elegir el helado. Hay cuatro sabores para elegir, pero van cambiando; el que más, permanece en el establecimiento uno o dos meses y los otros van variando cada quince días, de forma que haya sabores nuevos que probar. Además, son recetas bastante originales: té verde, ‘blue moon’, manzana caramelizada, caramelo salado… Por último, hay qué decidir si se pone algo por arriba y qué. Pueden ser lacasitos, minioreos, almendra… El precio varía en función de la composición: sin topping, cuesta 3,5 euros; con hasta tres toppings, 4,5.

Borja Rodríguez explica que, de momento, las reacciones de los clientes son buenas: la gente se va con su pez en la mano y prometiendo volver.

Más información sobre Taiyaki & Cream aquí.

El helado de sabor Blue Moon. Todas las fotos han sido cedidas por el establecimiento.

El helado de sabor Blue Moon. Todas las fotos han sido cedidas por el establecimiento.