“Peques”, un producto que acaban de lanzar al mercado, está realizado con aceituna arbequina, especialmente suave de sabor y va en un envase plástico que evita roturas

 

Acercar el aceite de oliva virgen extra a sus consumidores del futuro, los niños. Este es el objetivo del Molino El Palancar, una almazara especializada en aceites de oliva virgen extra sin filtrar con sede en Montellano que acaba de sacar al mercado “Peques” un aceite especialmente suave dedicado al público infantil.

Peques está elaborado integramente con aceitunas de la variedad arbequina, la que produce un aceite de sabor más suave y afrutado y para estas partidas se han seleccionado, además, los zumos de aceituna más suaves. De hecho tiene una acidez de 0,2 grados. Se ha embotellado, como es la característica de la firma, sin “filtrar” para así conservar las máximas cualidades organolépticas del producto.

Peques se envasa en botellas de 0,5 litros y lleva en la etiqueta una vistosa gota de aceite a modo de mascota. Debajo en colores muy vivos, “Peques”, el nombre que ha adoptado el aceite.

Javier Fernández López, el gerente de esta pequeña almazara familiar situada en Montellano señala que “se nos ha ocurrido esta idea con el objetivo de acercar el aceite virgen extra, el característico de la cultura mediterránea a los niños. Estos a veces les resulta el aceite demasiado fuerte para el paladar y por eso hemos envasado este especialmente suave para que lo tomen”.

De hecho tradicionalmente, para que los niños tomaran aceite, se les solía dar un trozo de pan con aceite de oliva y un poco de azucar.

Además de la presentación, muy alegre, se han cuidado también aspectos como la botella que es de un material plástico para evitar así roturas cuando sea manipulada por los niños.

El aceite ya está a la venta en la propia almazara, en la carretera A375 y en la página web de El Palancar (verla aquí).  Por lo pronto ya ha llamado la atención en la primera feria del olivo que tuvo lugar en Benacazón el pasado fin de semana y donde fue ya presentado en público.

Una representante de el Molino El Palancar muestra el nuevo producto en la feria del olivo de Benacazón. Foto: Cosasdecome

Una representante de el Molino El Palancar muestra el nuevo producto en la feria del olivo de Benacazón. Foto: Cosasdecome

Esta almazara, que produce unas 400 toneladas de aceite al año, se caracteriza porque sólo produce aceites sin filtrar (menos transparentes) con lo que conservan mejor su sabor. La firma utiliza tecnología de última generación para lograr que el aceite no cree sedimentos y se mantenga con el mismo aspecto durante toda la temporada, evitando así, como ocurre con estos aceites, que las particulas decanten hacía el fondo del depósito y el aceite quede transparente, como si hubiera sido filtrado.

Lo elaboran “monovarietales” de aceitunas arbequina, picual y manzanilla, todas procedentes de fincas de las sierras de Sevilla y Cádiz. También realizan un “coupage” con varios tipos de aceitunas. Comercializan el aceite en recipientes que van desde el medio litro hasta las garrafas de 5.

Horarios, localización, teléfono y más datos del Molino El Palancar, aquí.

Más establecimienentos de Montellano, aquí.