Apuestan por reivindicar a Sevilla como cuna de la cultura de la tapa y la declaración de la misma como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

 

Sevilla cuenta con su propia Academia de Gastronomía y Turismo. Fue el 4 de abril el día elegido para dar luz pública a la entidad, que celebró su Asamblea constitutiva en la sede de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación. La Academia está integrada en su fundación por diecinueve miembros, entre quienes se encuentran Julio Moreno Ventas, Almudena Sainz de la Maza, Alfonso Marín Caffarena, Francisco Ortiz, Cayetano Gómez, Juan Andrés Haurie, Emilio Lechuga, Rafael Marín Montilla, Antonio Colsa, Edmundo Hernández, José López Alba, Manuel Manolsalbas, Ignacio Candau y Pedro Sánchez Cuerda.

El objetivo principal de la Academia de Gastronomía y Turismo consiste en “reivindicar y defender a Sevilla como cuna de la cultura de la tapa como estilo de vida e influencia irrefutable de la gastronomía internacional”. Por ello, según informan desde la entidad, una de sus primeras decisiones ha sido apoyar la iniciativa de la Real Academia de Gastronomía para que la cultura de la tapa sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Igualmente quiere contribuir a promover un mayor y mejor conocimiento de la excelencia de los productos alimentarios y los vinos y licores sevillanos, colaborando para ello con entidades públicas y privadas.

La Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo estará presidida en su periplo inicial por Julio Moreno Ventas, quien apoyó a las empresas agroalimentarias y a las turísticas tanto desde la Dirección General de Extenda como desde la Consejería de Turismo de la Embajada de España en Buenos Aires. El cargo de vicepresidente ha recaído en Cayetano Gómez, creador de conceptos gastronómicos como Pura Tasca o Callejeros Food Truck.