Panadería Cordón crea un pan con de potaje, otro con caldo y uno dietético. Todos tienen un ingrediente en común: el garbanzo fontaniego.

 

Fuentes de Andalucía hizo recientemente un nuevo homenaje a un vecino blanquito y regordeto, su garbanzo lechoso, dentro de la serie de actividades que está haciendo para promocionarlo. En esta ocasión se trataba de un concurso culinario con el garbanzo como protagonista, y allí no sólo estuvieron los cocinillas, sino también empresas de la localidad como la Panadería Cordón.

Cordón es una panadería artesanal a la que ya ha entrado a trabajar la cuarta generación de la familia. Fue un miembro de la tercera, Juan Ruíz, el que acudió al evento para exponer sus productos. Para la ocasión había elaborado unos panes muy especiales, con el garbanzo fontaniego como protagonista. En dos casos, hizo platos de cuchareo que después sirvieron para humedecer la masa. El pan de potaje contenía uno hecho con su chorizo y su morcilla. Y el de garbanzo, un caldo con su hueso y sus garbanzos. Además, reservó algunos garbanzos más para añadirlos a la masa y que se pudieran encontrar dentro del pan.

Además de estas curiosas elaboraciones, llevó al evento un pan dietético de harina de garbanzo, clara de huevo, quinoa, espelta y bajo en sal.

En su panadería, Juan tiene panes a la carta que van rotando, por lo que no descarta volver a elaborar alguno de estos panes; de momento, hacer el pan con este garbanzo, “más gordito y tierno” que otras variedades, ha sido “un gusto”, asegura.

Premiado por su pan artesano

En el Día Mundial del Pan y el Pastel de Motril se celebró un concurso en el que Panadería Cordón obtuvo (junto a Panadería Gonzalo Ansio de San Sebastián de los Ballesteros (Córdoba), el accésit al Mejor pan artesano. El premio fue para el granadino Daniel González Rosales.

Al certamen se presentaron un total de 20 participantes, según explica Juan Ruiz.

Más información sobre la Panadería Cordón, aquí.