El chef de Ispal, Antonio Bort, consigue el premio al mejor plato elaborado con verduras en el Concurso Cocinero del Año y un estudiante de Mairena del Aljarafe resulta segundo en Premio promesas de la alta cocina de Le Cordon Bleu.

 

El chef del Restaurante Ispal (más información aquí), Antonio Bort, ha conseguido el premio al mejor plato elaborado con verduras en el Concurso Cocinero del Año celebrado en Alimentaria, en Barcelona. Entre los ocho finalistas, el principal galardón -Cocinero del Año- fue finalmente para Álvaro Salazar del Restaurante Argos de Port de Pollenca de Mallorca.

Mientras tanto, un estudiante del Instituto de Mairena del Aljarafe ha destacado en el VI Premio promesas de la alta cocina de Le Cordon Bleu Madrid. Alejandro Pérez ha resultado segundo tras la cordobesa María Ángeles García, estudiante de cocina de la Escuela de Hostelería Benahavís (Málaga). Los participantes se enfrentaron realizando todos un mismo plato, ballotine de salmón y langostinos, mayonesa de berros y verduras en vinagreta. A la hora de determinar los mejores resultados, el jurado valoró aspectos clave como la calidad técnica, la originalidad, el sabor y la presentación de cada plato.

El sevillano Alejandro Pérez, estudiante del IES Atenea. El joven, de 20 años y natural de Gines, ha manifestado su felicidad: “Escuchar mi nombre como uno de los ganadores ha sido euforia pura. Ver a mi madre más emocionada que yo es lo máximo. Muy feliz de haber ganado un premio como este en una escuela como Le Cordon Bleu”.  Alejandro recibe como premio un Certificado en la Escuela valorado en 8.500 euros a escoger entre las disciplinas de Cocina, Pastelería o Cocina Española.

Ambos ganadores han defendido sus platos en la final ante un jurado presidido por José Carlos Fuentes, chef del restaurante Club Allard, que cuenta con 2 estrellas Michelin. Junto a Fuentes, el jurado lo han integrado otros profesionales del mundo de la gastronomía y la alta cocina, como son Aurelio Morales, chef del restaurante Cebo con una estrella Michelin, y el periodista gastronómico Javier Antoja, director de Apicius y responsable de contenidos editoriales de Montagud. Según Fuentes, el Premio Promesas se encuentra ya entre los grandes galardones de la cocina novel en España: “El nivel de la final ha sido altísimo. Es muy de agradecer que Le Cordon Bleu apueste por premiar el mejor talento entre los jóvenes cocineros”.

El Premio Promesas de la alta cocina de Le Cordon Bleu está dirigido a jóvenes promesas de la alta cocina, menores de 25 años, que cursan su último año de formación de Cocina o Pastelería en alguna escuela española. Cada año son más los centros y escuelas de todas las Comunidades Autónomas que apoyan este premio y animan a sus alumnos a presentar sus candidaturas. Tras varias fases de preselección que tienen que ir superando, llegan a la gran final ante la presión de un exigente jurado que en ediciones anteriores ha estado presidido por grandes chefs del país, como Pedro Subijana, Diego Guerrero, Martín Berasategui, Joan Roca, Quique Dacosta y, en esta edición, por José Carlos Fuentes.