El empresario coriano Antonio Bizcocho vuelve a fusionar la tradición y gastronomía local con la nipona en un nuevo licor en el que mezcla cerezas, frutos secos, lácteos y extracto de orujo.

 

Los vínculos históricos y culturales entre Coria del Río y Japón dan mucho de sí. La expedición a Europa en el siglo XVIII del samurai Hasekura Tsunenaga tras la que algunos de sus tripulantes se asentaron definitivamente en Coria produjo un vínculo entre ambos pueblos que ha traspasado los límites gastronómicos. Prueba de ello es el primer sake, bebida típica japonesa, de producción española lanzado al mercado en 2017 por el empresario coriano Antonio Bizcocho. El emprendedor fusionó el licor de origen nipón con la dulzura de un postre tan autóctono como el arroz con leche, obteniendo un éxito sin precedentes.

 

El recién lanzado Sakura junto al sake de arroz con leche. Foto cedida por Antonio Bizcocho.

El recién lanzado Sakura junto al sake de arroz con leche. Foto cedida por Antonio Bizcocho.

 

Hace tan sólo unas semanas, Bizcocho ha vuelto a la carga con la creación de Sakura, un nuevo licor que, según explica, «condensa de nuevo la esencia y unión de Japón y Coria del Río en una única bebida». Sakura, que significa cerezo en japonés, homenajea a este árbol de gran importancia en la cultura nipona a través de una bebida elaborada a base de cereza, frutos secos, lácteos y extracto de orujo. «Está muy rica, sobre todo por el toque que le dan los frutos secos», declara Antonio Bizcocho. El empresario no optó por dar vida a un nuevo sake «porque la cereza no lo aguantaba bien y buscábamos algo distinto».

La bebida se inspira en la importancia del cerezo para la cultura nipona. Foto cedida por Antonio Bizcocho.

La bebida se inspira en la importancia del cerezo para la cultura nipona. Foto cedida por Antonio Bizcocho.

La bebida, de 15 grados de graduación, comenzará a comercializarse en breve. De hecho, Bizcocho está a la espera de rubricar un convenio que le permitirá llevar su licor a numerosos puntos de Andalucía, aunque aún prefiere no ofrecer más detalles al respecto. El empresario coriano, que 2018 dio vida la ginebra Veracruz también en homenaje al viaje de Hasekura Tsunenaga, no descarta en un futuro crear nuevas bebidas que sigan rindiendo tributo a la aventura del samurai japonés y sus lazos con Coria.