El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra de Cádiz comprende cuatro municipios sevillanos y cuenta actualmente con otros tantos productores, uno de ellos de Pruna.

Un desayuno molinero con aceite, una presentación, ponencias… La Casa Pemán de Cádiz acogió el martes 31 de julio unas jornadas dedicadas al aceite de oliva de la Sierra de Cádiz; concretamente, al de la Denominación de Origen Protegida Sierra de Cádiz.

La denominación, creada en el año 2002, comprende a los municipios de  Algodonales, Olvera, El Gastor, Setenil de las Bodegas, Puerto Serrano, Alcalá del Valle, Torrealháquime y Zahara de la Sierra en la provincia de Cádiz, además de los términos limítrofes de Pruna, Algámitas, Villanueva de San Juan y Coripe, pertenecientes la provincia de Sevilla. Se trata de una zona en la que tradicionalmente han existido olivos y almazaras. En la Sierra se mezclan variedades de olivos en muy poco espacio, y así se refleja en sus aceites, que describen como de una olor y sabor “irreprochable” y aroma afrutado, entre otras características.

Charo Barrios, Francisca Troya y Dolores Ortega, durante la presentación.

Charo Barrios, Francisca Troya y Dolores Ortega, durante la presentación.

En la presentación, Francisca Troya, secretaria general del Consejo, y Dolores Ortega, responsable de calidad, detallaron las características del aceite serrano y su elaboración. Aclararon cuáles son los tipos de aceite que existen (virgen extra, virgen, de oliva o de orujo) y cómo se obtienen. Entre los consejos prácticos, el de guardar el aceite en el frigorífico para preservarlo mejor e incluso congelarlo. Es algo, explicaron, que ellos mismos hacen: cuando obtienen un aceite cuyas características lo hacen especialmente indicado para iniciar a los futuros catadores, lo guardan en pequeñas cantidades para poder utilizarlo posteriormente.

Charo Barrios también ofreció una charla sobre el aceite en la gastronomía, y posteriormente se hizo una lluvia de ideas con las que se completaron unas jornadas surgidas con un objetivo: revitalizar la Denominación de Origen. Y es que, pese a que en la zona puede haber unos 2.500 productores, sólo cuatro están actualmente en la DO: la Almazara El Salado (marca La Alcarracera), la Almazara las Pilas (marca Molino Pepete), la Sociedad Cooperativa Andaluza Nuestra Señora de Los Remedios- Pisacat (marca Dehesa Vieja) y la Sociedad Cooperativa Andaluza San Antón (el aceite se comercializa con el nombre de Prunoliva). Las tres primeras son de Cádiz, de Olvera, y la cuarta de Pruna, Sevilla.

Ortega tiene anima a más productores a comercializar aceites amparados por esta Denominación de Origen “para defender la calidad de sus aceites”.

El Consejo cuenta con una página web (ver aquí).

Pincha aquí para suscribirte a Cosasdecome Sevilla