Salvaje y un gabinete de sexología, Vitalsex, se unen para ofrecer talleres de cocina erótica en las que las parejas cocinan y disfrutan de una experiencia diferente.

 

El restaurante Salvaje y el gabinete de Sexología Vitalsex han unido fuerzas para ofrecer unos talleres de cocina erótica, unas experiencias que buscan unir más a las parejas, pasar un rato divertido y poner a punto su funcionamiento como equipo.

Ángela Sánchez de Ibargüen llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de realizar esta experiencia; sólo le faltaba encontrar un restaurante que se sumara a la iniciativa, y ahí estaba Salvaje, “con un cocinero fantástico que enseguida hizo suyo el proyecto”, explica la sexóloga en referencia a Elías Cabrera. Él ha hecho un menú a medida de la ocasión: ingredientes energéticos, fresas, moluscos… Mucha gente va pensando el que allí se hacen esculturas satironas con alimentos o que sirven las mesas camareros con poca ropa, pero no hay nada de eso. “Es todo mucho más elegante”, explica la sexóloga, que añade que han pensado incluso en cambiar el nombre al taller para evitar malentendidos.

El día 11 de noviembre fue la primera experiencia: las parejas elaboraron uno de los platos fríos y fueron haciendo ejercicios a lo largo de un menú de seis platos, “todo muy bien hilado, para que estén activos y no se les pase el hambre”. El objetivo es el crecimiento erótico de la pareja, y se trabaja mucho la comunicación. Es una experiencia de unas tres horas -que al final son casi cuatro- en el que el objetivo es que las parejas se rían y disfruten, pero también que tomen conciencia de cómo funciona su relación de pareja.

Ahora, gabinete y restaurante están planeando la siguiente experiencia, que han programado de forma que pueda servir para regalo de Reyes: será el 12 de enero. También tienen en mente una comida de este tipo no ya para parejas, sino para que solteros y solteras puedan interactuar en un ambiente diferente.

Más información sobre Salvaje, aquí.