Lama La Uva crea una carta por copas de manzanillas, olorosos, palo cortados y cream, buscando vinos y bodegas con un toque especial.

Cuando se fundó, en noviembre de 2016, en las estanterías de Lama La Uva habría poco más de una quincena de Jereces. Pero la gente los iba reclamando, y al final esta vinoteca fue trayendo más: ahora tiene medio centenar de referencias, entre ellas los últimos hallazgos realizados por la propietaria, Ana María Linares, en el salón Vinoble.

Ahora, en el establecimiento han decidido dar un paso más y reforzar su oferta de vinos por copas con los jereces. Hasta ahora, cada semana cuatro vinos se podrían probar por copas; iban cambiando, de forma que los clientes tuvieran la oportunidad de probar cada vez algo nuevo. Con los jereces no se hace así: se ha hecho una carta por copas, que incluye manzanillas, palo cortado, oloroso y cream, y que permanecerá en la oferta permanente de la casa. Son 50 vinos y se ha buscado una selección que abarca la posibilidad de probar vinos que van desde los dos euros, que es lo que cuesta la manzanilla y el fino de la casa (Argüeso y Sánchez Romate) o la manzanilla Solear de Barbadillo, hasta los 13 del Palo Cortado VORS (de más de treinta años) de Bodegas Tradición. La carta ofrece la posibilidad de probar vinos de Los Caireles, Equipo Navazos o Las Botas, por ejemplo (puedes ver la carta abajo).

Además, también se han reforzado las actividades este mes de julio: no sólo habrá catas los jueves, sino también los viernes.

Más información sobre este establecimiento aquí.

vinos por copas