El establecimiento ha recepcionado en estos días, por petición de sus clientes, esta pieza certificada que servirá en chuletones gourmet que rondarán los 300 euros.

 

Aún quedan auténticos bueyes en España. Pero la escasez de los mismos ha convertido su carne en un artículo de lujo. Con la intención de satisfacer la demanda de sus clientes, el asador Azafrán se ha hecho con una pieza de casi 70 kilos de buey asturiano certificado para ofrecerles, en palabras de sus propietario, Joaquín Jiménez, «una experiencia gastronómica única, de un sabor muy intenso. No apta para todos los paladares»

Chuletón de kilo y medio del recién llegado buey. Foto cedida por el establecimiento

Chuletón de kilo y medio del recién llegado buey. Foto cedida por el establecimiento

Esta carne de buey, que el asador Azafrán de La Pañoleta dejará madurando unos 30 días en sus cámaras antes de ofertarlas, se servirán en piezas de unos dos o dos kilos y medio que se cotizarán a unos 300 euros. Explica Jiménez que las prepararán en su propia parrilla de amplias dimensiones y madera de encina.

También habrá algunas piezas de esta carne en otro de los locales del grupo, en La Flor de Azafrán, el local que tienen en la avenida de Kansas City número 1.

Más sobre el Asador Azafrán, aquí.