Los hermanos Cristian y Ulises Pérez acaban de poner en marcha en el número 4 de la calle Camilo José Cela un establecimiento dedicado a su recetario familiar, autóctono y procedente de Jalisco. En San José de la Rinconada también cuentan con otro restaurante similar pero de corte más desenfadado.

 

«Somos taqueros de profesión. Nacemos y vivimos de eso desde niños porque es el oficio de nuestra familia. En estas taquerías es donde se encuentra la comida más auténtica de Guadalajara y de todo Jalisco». Un aprendizaje gastronómico que los hermanos Cristian y Ulises Pérez llevan tan gala que han optado por difundirlo entre los paladares de Sevilla, la ciudad donde residen desde hace años. «Cuando llegamos aquí, vimos que la comida mexicana que conocían los sevillanos era solo la de Ciudad de México. Por eso quisimos difundir la nuestra», explica Ulises Pérez. De este propósito nace Street Tacos, un restaurante que abría hace una semana en el número 4 de la calle Camilo José Cela, en las inmediaciones de Viapol. Los hermanos Pérez ya cuentan con otro Street Tacos en San José de la Rinconada que, según explica Cristian Pérez, «tiene un corte más desenfadado, similar a un bar».

Aguachile de mango. Foto cedida por el establecimiento

Aguachile de mango. Foto cedida por el establecimiento

Con esta nueva apertura, los hermanos Pérez presentan una viaje gastronómico integral hasta su Guadalajara natal. Para ello, han traído hasta Sevilla gran parte del recetario familiar que sus padres y hermanos elaboran a día de hoy en Casa de Martita, el negocio de los Pérez en México. Tacos de birrias, carne adobada con chiles, condimentos y sal, pasando por aguachiles, tortas ahogadas (pan mexicano relleno de carne, culminado por una salsa de jitomate y chile) y ceviches copan gran parte de la carta del nuevo establecimiento. En el apartado de bebidas, cuentan con tequilas exclusivos de esa zona de México y en el de postres con creaciones tan arraigadas a Jalisco como la jericalla, «hecha a base de leche, huevos, vainilla, canela y azúcar y horneada como un flan», aclaran.

Tortas ahogadas. Foto cedida por el establecimiento

Tortas ahogadas. Foto cedida por el establecimiento

Esta inmersión gastronómica se completa con la decoración que Cristian y Ulises Pérez han imprimido a su establecimiento con cerámicas y pinturas procedentes de Guadalajara y sus inmediaciones. Incluso la cristalería que utilizan para los margaritas provienen de talleres artesanos de Jalisco. El espacio posee un salón con capacidad para unas doce mesas y una terraza que puede albergar hasta ocho.

 

Más sobre Street Tacos, aquí.

Los mexicanos puros se ponen de moda en Sevilla, aquí.