El grupo Burro rompe con el estereotipo de restaurante de parrilla tradicional con este establecimiento en San Bernardo que ha inaugurado el 13 de julio. Además de carnes maduradas y hamburguesas de autor, ofrecen una carta de arroces al carbón, atún y especialidades gourmet para compartir.

 

Hummo, el último proyecto gastrónomico del grupo Burro Canaglia ya ha echado a andar. Bautizado por su propietario Jesús Laborda como un ‘asador no asador’ por el concepto rompedor y atípico que supone frente al de parrilla tradicional, este nuevo establecimiento situado en la zona de San Bernardo abría sus puertas el día 13 de julio. «Hemos recibido una muy buena acogida, con numerosas reservas de cara principalmente al fin de semana. Son muchos los clientes fieles de Burro a los que Hummo les despierta curiosidad», comenta Laborda.

El nuevo proyecto de Burro Canaglia se ubica en San Bernardo y cuenta con una plantilla de una veintena de personas. Foto cedida por el establecimiento

El nuevo proyecto de Burro Canaglia se ubica en San Bernardo y cuenta con una plantilla de una veintena de personas. Foto cedida por el establecimiento

Situado en el número 4 de la calle Juan de Mata Carriazo,  en Hummo las hamburguesas de autor y carnes maduradas conviven en una carta donde los arroces al carbón, el atún rojo de almadraba o platos para compartir cuentan también con su propio apartado. En muchas de ellas ingredientes poco convencionales como algas, trufas o foie fresco hacen acto de presencia «siguiendo la línea gastronómica que nos caracteriza de recetas gourmets». Los huevos de gallinas camperas con trufa negra o la ensalada templada de magret de pato braseado, mezcla de brotes, naranja, queso de cabra, almendras y vinagreta de frutos secos son ejemplo de ello.

El nuevo establecimiento tiene capacidad para un centenar de personas en su interior. Foto cedida por Hummo

El nuevo establecimiento tiene capacidad para un centenar de personas en su interior. Foto cedida por Hummo

Entre tanta variedad gastronómica, las brasas siguen siendo las protagonistas de Hummo a través de dos de sus elaboraciones estrella: las hamburguesas de autor y las carnes maduradas. El establecimiento cuenta con el mismo proveedor de carne que Burro Canaglia: Mahugo Gourmet que le suministra de distintos cortes para ambas. En el apartado de hamburguesas, el personal de Hummo asesora al comensal a la hora de descantarse por la especialidad de rubia gallega, vaca limusina, black angus o ibéricos. Mientras que en el de carnes maduradas la chuleta de 600 gramos de vaca limusina o el tomahawk de rubia gallega, los dos con 45 días de maduración resultan, en palabras de Laborda, «nuestra apuesta más fuerte. Por calidad y precio». Y es que Hummo desea acercar a un público amplio las ya mencionadas hamburguesas de autor y carnes maduradas con un ticket medio de unos 20 euros. «Es uno de nuestros objetivos desde el inicio del proyecto».

La decoración industrial con reminiscencias a una matadero corre a cargo de estudio Cota7. Foto cedida por el establecimiento

La decoración industrial con reminiscencias a una matadero corre a cargo de estudio Cota7. Foto cedida por el establecimiento

La estética del local sigue una línea elegante a la par que innovadora con elementos de tendencia industrial y algunas reminiscencias a un matadero. Su capacidad es para aproximadamente un centenar de comensales, sin contar con los que pueden ubicarse en su terraza exterior. Hummo permanecerá abierto de lunes a domingos en horario ininterrumpido de una del mediodía a una de la madrugada.

Más sobre Hummo, aquí.

Aquí una lista con los asadores más interesantes de Sevilla