Lo ponen en marcha dos profesionales de prestigio en el sector. A cargo de la cocina estará Victor Roldán, el de Malafacha Tapas de El Viso, mientras que Amadeo Portillo se ocupará del comedor. Ofrecen una cocina con toques innovadores y guiños a la zona

 

Están en la avenida Viso del Alcor, en «la frontera» entre Mairena y El Viso. Se han establecido en el local que ocupaba La Vinatería de Román. Abrieron sus puertas el pasado lunes 10 de agosto y Amadeo Portillo y Victor Roldán, los dos hosteleros que lo han puesto en marcha señalan que «las sensaciones son muy buenas. Estamos muy contentos con la respuesta del público y vemos gente contenta que es lo importante».

Los dos saben de que va esto de la hostelería. Victor Roldán tiene 27 años. Estudió en la Escuela de Hostelería de La Taberna del Alabardero. Paso por el grupo La Raza y luego en marzo del año 2019 abrió negocio propio en El Viso del Alcor, Malafacha, un establecimiento en el que ofrece una cocina en la misma línea que va a tener en Alcaraván.

Su socio en la aventura es Amadeo Portillo, 34 años y también con experiencia en el sector. Ha formado parte de proyectos de prestigio como La Cochera o el asador La Perdida en Alcalá de Guadaíra y ahora han decidido aventurarse en este proyecto propio.

Amadeo Portillo y Victor Roldán revisan el libro de reservas del establecimiento. Foto: Cedida por Alcaraván Restaurante.

El local tiene unos 150 metros cuadrados. En el salón interior pueden albergar unos 70 comensales a los que hay que sumar otros 80 en la terraza. Ellos mismos se han encargado de decorar el local y «creemos que con el mobiliario rústico que hemos empleado damos mucho atractivo a las instalaciones»

Alcaraván, cuyo nombre hace referencia a un pájaro, funciona como restaurante. En todo el establecimiento hay una misma carta. No es muy amplia ya que quieren dar importancia a las sugerencias y también a los productos de temporada.

Advierten en su carta que trabajamos con «materia prima seleccionada de las huertas y ganaderías de nuestra tierra».

El producto de cercanía está presente en muchos de los platos. Así en una ensalada de queso y tomates dan protagonismo al aceite Basilippo de El Viso del Alcor. Para rellenar unas croquetas usan morcilla de papa de Constantina y para acompañar un bacalao el cocinero juega con una receta popular de Los Alcores, la sopa de ajo.

Hay algunos platos que se pueden tomar en medias raciones, aunque la mayoría van por enteras. Los precios oscilan entre los 4 euros de la ensaladilla de caballas a los doce de la cecina madurada de buey, un producto estrella en este campo de las salazones de vacuno.

En los pescados juegan con atún, bacalao y pulpo, aunque la zona más amplia de la carta está dedicada a las carnes que ofician a la parrilla y que le suministra la firma Discarlux. Hay tataki de buey y cortes exquisitos de carne como el «Rib Eye», una zona especialmente jugosa de lsa costillas o el solomillo de vaca. También tienen chuletón de vaca gallega o Wagyu, una de las terneras ahora más apreciadas, traida desde Australia.

El comedor de Alcaraván. Foto: Cedida por el establecimiento.

También trabajan el cochinillo de la zona de Los Alcores o la paletilla de cordero.
Estando en la casa Amadeo Portillo, es normal que se preste especial atención a los vinos, una parcela que domina. «Hemos apostado por las etiquetas andaluzas» señala. Asi aunque hay Riojas o Riberas del Duero, se pueden encontrar el Zancúo o Cueva de la Sima de la Sierra Norte de Sevilla, el Cocolubis, también de la misma zona o La Encina del Inglés de Ronda o El Triángulo y ARX de Cádiz.

También hay un apartado dedicado a los vinos generosos con vinos de la Denominacion de Origen Jerez.

Muchos de los vinos se pueden pedir por copas.

En cuanto a los postres estos irán variando para tratar de ir dando más variedad.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Alcaraván Restaurante, aquí.