Los animales son alimentados con heno de alta calidad, caña de azúcar y sedimentos que se producen en la elaboración de vino y cerveza

 

El mundo de la carne cada día se vuelve más sofisticado y prueba de ello es la carne que este fin de semana y hasta fin de existencias que tiene el asador Almansa situado en la calle Albareda, en el centro de Sevilla.

El establecimiento ha traido una carne muy singular. Viene desde la granja Kobo Hikami, situada en la prefectura de Hyogo, en Japón y la excepcionalidad está en la alimentación que reciben los animales a los que se les pone heno de alta calidad que se acompaña con caña de azúcar y las «lías», los sedimentos que se producen, en la elaboración del vino y la cerveza.

Esto le aporta a la carne matices muy interesantes de sabor y también un veteado que llama la atención. Javier Almansa, el propietario del establecimiento señala que «es una carne muy dificil de conseguir. Nosotros hemos traido sólo 6 kilos que se vende a 350 euros el kilo».

Almansa destaca que «la carne es tan sutil, con un sabor tan interesante que no la hacemos a la parrilla, para tratar así de alterar al mínimo sus cualidades. Además se pasa muy poco por la plancha, queda como un tataki, hecha por fuera pero tan sólo atemperada por dentro».

El cocinero señala que la vendemos en trozos de 200, 300 o 500 gramos y «es mejor ponerla al centro en la mesa para degustar solo un trozo ya que el sabor es muy intenso y tiene mucha infiltración de grasa por lo que comer grandes cantidades harta mucho».

El asador tiene también habitualmente carne de Kobe, aunque esta, por su alimentación es muy especial.

Horarios, localización, teléfono y más datos del asador Almansa, aquí.

…Y además

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano