La popular heladería artesanal de la calle Orfila, desde 2021 en manos de la maestra heladera y pastelera Rocío Cañizares y el emprendedor Marcos Sánchez, añade tartas por encargo, bombonería y pasteles de temporada. La firma contará a partir de mediados de febrero con una segunda sede en el centro de Sevilla.

 

2022 llega con nuevos cambios para la heladería artesanal Bolas. Sus actuales propietarios, la maestra heladera y pastelera Rocío Cañizares y el emprendedor Marcos Sánchez, han decidido seguir ampliando su modelo de negocio. Ya comenzaron a hacerlo al adquirir la firma en 2021 añadiendo casi un centenar de nuevos sabores de helados artesanos al recetario heredado de Antonino Parrilla, anterior propietario y fundador de Bolas. Asimismo, de cara a este nuevo año que comienza, Cañizares y Sánchez convertirán su establecimiento en una heladería-pastelería. “Mi verdadera vocación es la de pastelera, para la que me formé en la Escuela de Hostelería de Baeza y en lo que me he desarrollado como profesional”, explica Rocío Cañizares, que cuenta con un destacable curriculum con experiencia en el estrella Michelin Nobu de Londres, o en los hoteles Mandarin Oriental Munich y EME Catedral de Sevilla.

Rocío Cañizares y Marcos Sánchez con algunas de las nuevas incorporaciones de pastelería. Foto cedida por el establecimiento

Rocío Cañizares y Marcos Sánchez con algunas de las nuevas incorporaciones en pastelería. Foto cedida por el establecimiento

Aunque en los últimos meses la pastelera ya ha introducido algunas de sus creaciones dulces en Bolas como tartas por porciones, galletas, vasitos dulces o mantecados, 2022 será, en palabras de Cañizares, “el año del verdadero cambio”. En este sentido, anuncia la incorporación de tartas por encargo de una delicada elaboración interior “antes nunca vistas en Sevilla”. Ejemplos de ello son creaciones como la tarta de mousse de chocolate negro con creme brulee de turrón y bizcocho de vainilla y aceite de oliva virgen extra, o la de mousse de chocolate con leche, infusionada en té de jazmín con corazón de chocolate blanco y lima. También incluirán bombonería y diferentes pasteles de temporada. “Queremos jugar con la época del año y también con la creatividad”, puntualiza Rocío Cañizares.

Junto a su oferta gastronómica, también ampliará Bolas el número de sus establecimientos en la ciudad. Desechando el modelo de franquicia de Parrilla, que contaba en Sevilla con varias sedes de su heladería, Cañizares y Sánchez arrancarán con un nuevo local a mediados de febrero. Se emplazará en el centro. Aún no desean desvelar su ubicación porque, según afirman, se trata de “toda una sorpresa”. Para esta nueva apertura se asociarán con los que fueran propietarios de la plataforma de comida a domicilio Deli Deli:  Kevin F. Whalen e Israel Boza Rodríguez, y con el empresario local Emilio Sánchez Morales. El segundo establecimiento de Bolas, en palabras de Cañizares y Sánchez, será «una copia del de Orfila, con idéntica calidad en helados y pastelería, y el mismo trato personalizado al cliente».

Helado de roscón de Reyes, una de las últimas creaciones del establecimiento, Foto cedida por Bolas

Helado de roscón de Reyes, una de las últimas creaciones del establecimiento, Foto cedida por Bolas

Más sobre Heladería Bolas, aquí