El restaurante que ha defendido una nueva forma de tratar el pescado en Sevilla sube al olimpo gastronómico.

Lalola de Javi Abascal y 12 tapas se coronan como Bib Gourmand

Lo ha conseguido. El restaurante sevillano Cañabota alcanza el olimpo gastronómico al obtener una estrella Michelin en la Gala de la Guía Michelin España & Portugal 2022 celebrada en Valencia. Su propuesta gastronómica de la que la organización ha destacado sus «pescados y mariscos de gran calidad, con la brasa como hilo conductor» ha conquistado a los inspectores de la Biblia Roja. El establecimiento, ubicado en el centro de Sevilla, fue puesto en marcha en 2016 por los hosteleros Juan Luis Fernández y los hermanos Guardiola (también propietarios de Tribeca). El propio Fernández y Marcos Nieto, jefe de cocina, han sido los encargados de recoger la preciada estrella durante la gala de esta noche.

Juanlu y Eduardo Guardiola, el que se encarga de proveer toda la materia prima de Cañabota. Foto: CosasDeComé

Juanlu y Eduardo Guardiola, el que se encarga de proveer toda la materia prima de Cañabota. Foto: CosasDeComé

Cañabota también cuenta desde 2019 con un  segundo local bautizado como La Barra de Cañabota, un establecimiento de tapeo en la misma calle y asimismo especializado en productos del mar.

Con este nuevo galardón Sevilla tiene ya dos estrellas Michelín al unirse a la que ya tiene Abantal, que revalida su estrella.

Cañabota ha logrado en los pocos años que lleva abierto ofrecer una nueva forma de presentar el pescado. Con la estética de una pescadería tiene una amplia barra en la que los clientes pueden ver no sólo como se corta y desviceran las piezas, sino también como se prepara delante de ellos.

Cañabota se nutre de pescados y mariscos frescos que le llegan a diario sobre todo de las costas de Cádiz y Huelva. De esta labor se encarga otra de las patas fundamentales del establecimiento, Eduardo Guardiola que se recorre las lonjas andaluzas en busca de los pescados que utilizan en el establecimiento.

En el local se come con una especie de menú degustación que se monta al gusto de cada cliente y con el diálogo con ellos del equipo de cocina. De la preparación del pescado se ocupa el padre de Juanlu Fernández, Pepe Fernández, pescadero de profesión.

El sitio se aparta mucho del habitual escenario de lujo de este tipo de establecimientos y ha aportado también una frescura a este tipo de propuestas.

Reacciones

Uno de los propietarios de Cañabota, Eduardo Guardiola, que se encontraba en la noche de ayer en Valencia para recibir el premio junto a otros cuatro miembros del equipo (otro socio, Juanlu Fernández, los cocineros Marcos Nieto y Rafa García y el maitre Miguel Angel) se mostraba «muy satisfecho» tras recibir la noticia.

Guardiola detacaba que «esto supone un espaldarazo a nuestra forma de trabajar el pescado, de promocionar la fauna marina y mostrar todas sus posibilidades. Estamos muy contentos porque gana el mar».

El restaurante tiene previsto abrir de nuevo sus puertas esta noche ya que al mediodía aún estarán de vuelta del viaje. Si estará ya abierto al mediodía la barra de Cañabota.

¿Quieres saber como se come en Cañabota? pincha aquí.

Lalola y Docetapas obtienen el Bib Gourmand

Más sobre Cañabota, aquí.