El establecimiento estudia cómo adaptar las normas de seguridad y distancia social a las dimensiones y tipología de su local.

 

Son muchos los que aguardan con ansias su retorno y el de sus archiconocidas croquetas. Pero toca esperar un poco más. Casa Ricardo ha anunciado que será en el mes de septiembre cuando vuelva a abrir sus puertas tras el cierre obligado por el coronavirus. Un acto que su gerente, Ricardo Muñoz, define como «meditado y decidido para regresar con todas las garantías para garantizar la seguridad de nuestros clientes y los puestos de trabajo que genera nuestra casa»

Las dimensiones del establecimiento y la tipología de su concepto gastronómico, donde las ventas principales se registran en barra, han obligado a Muñoz a estudiar nuevas normas de aforo «que se adapten a las actuales circunstancias y que concretaremos en septiembre». En este sentido, el gerente de Casa Ricardo agradece las muestras de confianza y apoyo que el establecimiento ha recibido en redes sociales desde que anunciara la fecha de su regreso. «Tenemos un público muy fiel que comprende nuestras circunstancias y nos da muchísima fuerza para volver», manifiesta.

Más sobre Casa Ricardo, aquí.