El restaurante argentino ha adquirido varias piezas de un ejemplar portugués puro de raza Minhota de 2150 kilos. Las sirve tras tratarlas con su técnica gourmet de ‘Tres sabores, Tres texturas’.

 

10 kilos y 110 gramos. Nada más y nada menos. Este es el peso del chuletón de buey premium que ha adquirido el restaurante argentino Malambo’s y que su propietario, Claudio Tello, anuncia como «el más grande de Sevilla». También procede del buey puro de mayor tamaño del que han comprado carne en el establecimiento sevillano: un ejemplar de 2150 kilos de raza Minhota de origen portugués pero sacrificado en España. «De él nos hemos hecho con varias piezas pero aún nos queda la joya de la corona. Para ella necesitamos al menos a ocho valientes» comenta Tello, refiriéndose al chuletón.

Claudio Tello, propietario de Malambos, pesando la pieza de buey. Foto cedida por el establecimiento

Claudio Tello, propietario de Malambos, pesando la pieza de buey. Foto cedida por el establecimiento

Este chuletón premium, que se cotiza a 127 euros el kilo, se trata con la técnica gourmet ‘Tres sabores, tres texturas’ desarrollada por Malambo’s. Ésta consiste en recepcionar la carne de buey poco después de su sacrificio y trabajarla con golpes, masajes y estiramientos específicos para drenar todo el líquido que tiene dentro. Este proceso dura unos 40 días. Posteriormente, la pieza en cuestión, tal y como relata Claudio Tello, «se mantiene a dos grados centígrados en atmósfera cerrada y presurizada durante otros 35-40 días». Por último, la carne se somete a congelación para romper fibras, nervios y tendones. Según revela el propietario de Malambo’s, el establecimiento lleva utilizando este procedimiento más de una década «para exprimir al máximo las propiedades y calidad de nuestros productos».

Además del chuletón, Tello y su equipo cuentan con cuatro chuletas más, de unos tres kilos cada una, procedentes del buey puro portugués y que pueden reservarse vía telefónica.

Más de Malambo’s , aquí.

…Y además

 

 

Suscríbete a Cosasdecome Sevilla aquí.