La Chocolatera acaba de inaugurar este servicio a través de Glovo que enviará sus churros de rueda, patata, porritas, tostadas y chocolates hasta el hogar de los palaciegos.

 

Fueron los primeros en fundar una chocolatería que elaborara sus propios churros artesanales en los Palacios y Villafranca. Ocurrió en el año 2006. Hoy Meli Domínguez y Antonio Amador vuelven a ser pioneros en la localidad. En esta ocasión, inaugurando servicio a domicilio a través de la plataforma Glovo que acerque sus calentitos de La Chocolatera hasta el hogar de cualquier palaciego.

El establecimiento elabora dos tipos de churros y buñuelos, entre otras especialidades. Foto: CosasDeComé

El establecimiento elabora dos tipos de churros y buñuelos, entre otras especialidades. Foto: CosasDeComé

Los dos establecimientos de La Chocolatera están especializados en la elaboración tanto de churros de rueda como de patata. «Ya mi abuela los hizo de joven y mi marido y yo recuperamos esta tradición en su día. Además preparamos porritas, que son como trocito de churros cortitos, y buñuelos en temporada de Navidad», explica Meli. Todos estos productos, acompañados de chocolate a la taza del tamaño que desee el cliente, se envían a domicilio desde esta semana a través de Glovo. También ofertarán sus tostadas para llevar. Meli Domínguez y Antonio Amador declaran que han optado por esta opción «porque el coronavirus nos hace reinventarnos y permanecer cerca de nuestros clientes».

Más sobre La Chocolatera, aquí.