Los pedidos deberán encargarse con un día de antelación y su entrega se realizará en horario de diez de la mañana a siete y media de la tarde.

 

Con motivo de la actual situación de confinamiento en el hogar, el conocido establecimiento de Comidas Caseras Pepi inaugura el 31 de marzo su servicio de reparto a domicilio con el fin de facilitar la adquisición y consumo de sus elaboraciones a la clientela.  Los pedidos deberán realizarse, tal y como ocurre en la actualidad en la recogida del local, con un día de antelación para permitir su correcta elaboración. Su entrega se realizará el día siguiente en horario de diez de a mañana a siete y media de la tarde.

Tal y como explican desde el establecimiento, será en la llamada telefónica realizada para el encargo donde se informará al cliente de las elaboraciones disponibles. Una vez finalizado el estado de alarma, se prepararán a diario todas las especialidades de la carta.

La comida se enviará fría, excepto los fritos y las tortillas; y en envases aptos para microondas. El repartidor dejará el pedido en la puerta del domicilio solicitante para que el cliente recoja las bolsas evitando así todo contacto posible.  Se recomienda pagar con tarjeta, móvil o bizum (630 215 853). Si se realiza el pago en efectivo solo se aceptará el importe exacto. El pedido mínimo para reparto a domicilio es de 20 euros.