El restaurante ‘slowfood’ se transforma entre semana en una abacería donde tapear mientras que el espacio gastronómico ha pasado a ofrecer menús cerrados en un ambiente cercano y acogedor.

 

La llegada del coronavirus ha obligado a muchos establecimientos sevillanos a adaptarse y redefinir  su concepto gastronómico. Es el caso del restaurante conTenedor de los hermanos Javier y Ricardo Rodríguez y la sala denominada ‘Espacio T’ perteneciente al mismo y dedicada a talleres y eventos privados. El primero de ellos mantiene su esencia de restaurante ‘slowfood’ basado en productos frescos, ecológicos y proximidad, aunque entre semana sus propietarios han decidido «que conTenedor se vuelva más desenfadado y se convierta en abacería», tal y como explica  Ricardo Rodríguez. Así, de martes a jueves el establecimiento centra su oferta en un tapeo procedente de una adaptación de su carta principal donde abundan los arroces, pastas, encurtidos y guisos del día. Por su parte, los fines de semana conTenedor vuelve a ser el restaurante de siempre. «Nos acercamos de esta forma al cliente del barrio, con un concepto más familiar», aclara Rodríguez.

En esta misma línea de cercanía se halla el giro que también ha sufrido Espacio T. La sala ha dejado atrás su concepción de espacio premium, dedicado a cenas exclusivas, demostraciones de cocina en directo o eventos privados, para convertirse en lo que los hermanos Rodríguez califican como ‘Honesty Bar’. «Solo tienes que sentarte, servirte la bebida que te apetezca mientras disfrutas de uno de nuestros menús y al final decidnos lo que has consumido», explica el copropietario de T. De esta forma, Rodríguez considera que el cliente se encuentra «como si estuviera en casa, relajado y cercano al chef».

El chef Ignacio Rodríguez basa sus menús de Espacio T en productos de mercado y cocina casera. Foto cedida por el establecimiento

El chef Ignacio Rodríguez basa sus menús de Espacio T en productos de mercado y cocina casera. Foto cedida por el establecimiento

En esta nueva andadura, Espacio T cuenta con dos cocineros diferentes que idean un menú cerrado que cambia cada semana. De martes a jueves, es el chef Ignacio Rodríguez quien se encarga de los fogones ofreciendo cocina de mercado basada en la comida casera, elaborada con ingredientes adquiridos diariamente en la plaza de abastos. De viernes a lunes, Rodríguez cede el testigo a la chef Kim Catalán que propone un viaje gastronómico de aires exóticos. Desde su Lima natal trae creaciones influenciadas tanto por la cultura nikkei como por la cocina asiática.

La propuesta de Kim Catalán tiene influencias internacionales. Foto cedida por el establecimiento

La propuesta de Kim Catalán tiene influencias internacionales. Foto cedida por el establecimiento

Ricardo Rodríguez aclara que Espacio T ha adaptado sus instalaciones con mamparas que permiten consumir estos almuerzos con todas las medidas de seguridad. Respecto a los precios, el menú de Ignacio Rodríguez se cotiza a 15 euros mientras que el de Kim Catalán lo hace a 27 euros. Las reservas se realizan en los números 652 528 878 y 635 899 717, respectivamente.

Más sobre conTenedor, aquí.