La firma La Croqueta Coqueta de Castilleja de la Cuesta propone despedir el año con una docena de croquetas bañadas en oro comestible

 

«2020 ha sido un año muy especial y se merece despedirlo de una forma diferente, con buen humor» señala el cocinero José María Tavallo, el cocinero que puso en marcha el pasado año «La Croqueta Coqueta» una original tienda de Castilleja de la Cuesta dedicada a la elaboración de croquetas.

Tavallo ha creado para despedir el año un producto especial, una croqueta rellena de berenjena asada y queso parmesano y cuya característica más llamativa es que una vez frita, se reboza en polvo de oro comestible, lo que le da un color llamativo, como de fiesta.

Las croquetas están disponibles en su tienda de la calle Blas Infante de Castilleja y se venden a 1 euro la unidad.  Al igual que las otras 27 variedades de croquetas que tiene en su catálogo estas croquetas son redondas y elaboradas por su equipo. El cocinero señala que las que están teniendo más seguidores durante estas navidades son las de centollo y las de jabalí con castañas.

La tienda abrirá hoy de 9 a 4 de la tarde y mañana día 31 de 9 a 3. Las croquetas de oro se venden ya fritas y se propone al cliente que las caliente en casa antes de comerlas.

Ya el año pasado el cocinero propuso también terminar el año sustituyendo las uvas por las croquetas. La firma se ha caracterizado desde su creación por la originalidad y ha lanzado también croquetas de platos típicos sevillanos como el serranito o el solomillo al whisky

El cocinero José María Tavallo elaborando el relleno de una de sus croquetas. Foto: Cedida por el establecimiento

Horarios, localización, teléfono y la historia de la Croqueta Coqueta, aquí

…Y además

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano