Abre en la zona del Arenal un restaurante de cocina mediterránea e internacional que aboga por el concepto de ‘social eatery’: gastronomía de alto nivel en un ambiente relajado donde socializar. Su nombre: Acento.

José Luis Ruiz y Vicente Artero atesoran más de dos décadas de experiencia en hotelería. Tanto a nivel nacional como internacional. Han estado al frente de hoteles de grandes y prestigiosas cadenas en países tan dispares como Reino Unido, Dubai o Croacia. Unas vivencias, compartidas en múltiples ocasiones, que les han permitido empaparse de lleno de distintas culturas e influencias. Sobre todo en el ámbito de la gastronomía, gran pasión de Ruiz y Artero. Ya afincados en su Andalucía natal han trasladado todo este bagaje experiencial hasta su primer proyecto hostelero: Acento Social Eatery, un restaurante de carácter cosmopolita que acaba de abrir sus puertas en la zona del Arenal en Sevilla.

El espacio se emplaza en el número 20 de la calle Harinas. Foto cedida por el establecimiento

El restaurante se emplaza en el número 20 de la calle Harinas. Foto cedida por el establecimiento

Emplazado en el número 20 de la calle Harinas, Acento no es un establecimiento más de cuidada estética y emplatado de los que proliferan por el centro de la ciudad. Posee personalidad e identidad propia. Y ella se basa en una cocina mediterránea de influencia internacional que se integra en el concepto de ‘social eatery’. «Ofrecemos gastronomía de alto nivel en un ambiente relajado que invita a socializar. Creamos un clima agradable para que Acento sea sentido como punto de encuentro», explica José Luis Ruiz.

Es por ello que en este nuevo espacio todo está estudiado al detalle. Desde la música ambiente, a la insonorización del local o la calidez de la luz. También su decoración de corte actual, a cargo de Interiorismo Conceptual Estudio, con preponderancia de la madera, vegetación y colores que aportan calidez a un conjunto con capacidad para 53 comensales . «Buscamos un ambiente íntimo y distendido donde los almuerzos y cenas se alarguen», aclara Vicente Artero, copropietario

El espacio apuesta por las sobremesas íntimas donde socializar. Foto cedida por el establecimiento

El espacio apuesta por las sobremesas íntimas donde socializar. Foto cedida por el establecimiento

A nivel gastronómico, la oferta mediterránea de toques cosmopolitas de Acento se materializa gracias al chef Alejandro Velasco. Formado en la Escuela de Hostelería de Sevilla y con un extenso curriculum por medio mundo, destaca su trayectoria internacional para la enseña de lujo Nobu Restaurants. En Acento Social Eatery, da vida a una variada carta donde no faltan carnes, pescados o arroces, entre otras elaboraciones. Según explican Ruiz y Artero, creaciones como la fideuá negra en tinta de calamar con puntillitas fritas y alioli, las berenjenas a la parmesana, el secreto ibérico con mojo de menta y patatas del romero o la corvina a la plancha con cous cous y crema de calabaza se encuentran entre las más demandadas.

En lo que a su bodega se refiere, Acento cuenta con varias referencias donde hay cabida «tanto para los clásicos consagrados como para las jóvenes promesas». Cuatro opciones de postres caseros completan la oferta del establecimiento. Una propuesta gastronómica que, tal y como revelan Vicente Artero y José Luis Ruiz, sufrirá varias revisiones a lo largo del año «en función de la estacionalidad de los productos»

Tarta de Queso «New York Style» y Sorbete de frambuesa. Foto cedida por el establecimiento

Tarta de Queso «New York Style» y Sorbete de frambuesa. Foto cedida por el establecimiento

Asimismo, los propietarios del nuevo establecimiento del Arenal revelan que se afanarán por mantener una «una muy buena relación calidad-precio con un ticket medio entorno a los 30 euros por persona».

Por último, Acento Social Eatery ofrece una experiencia gastronómica integral que también incluye una alta calidad en el servicio en sala. «Somos grandes anfitriones. El cliente recibe una atención muy exclusiva y tratamos de oír sus sugerencias», aclara Artero quien, como Ruiz, ha heredado este ‘modus operandi’ de la hotelería.

Acento no descarta expandir su marca por más ciudades además de Sevilla. Foto cedida por el establecimiento

Acento no descarta expandir su marca por más ciudades además de Sevilla. Foto cedida por el establecimiento

Esta apertura en la calle Harinas podría no ser la única de la marca Acento. Pese a contar con poco más de un mes de vida, sus propietarios no descartan hacerse a medio plazo con nuevos locales en Sevilla u otras ciudades próximas para hacer crecer la firma.

Más sobre Acento Social Eatery, aquí