Genoveva Torres y Juan Manuel García abren nuevo establecimiento en el centro. Ofrecen tapas de toda la vida, chacinas y montaditos

 

El Favorito tiene una amplia barra en forma de L, mesas con tapa de mármol blanco y en la pared no falta el letrero donde se indican las especialidades de la casa. Hay tapero donde se exponen la ensaladilla y los boquerones aliñados y en una esquina cuelgan los jamones que se sirven en los montadios y en las tostadas del desayuno. Está en la calle Joaquín Guichot, donde estaba el bar «Sierra de Sevilla». Es la nueva apuesta del grupo Ovejas Negras, que con este nuevo establecimiento y Puttanesca, que abrieron recientemente, alcanza ya la decena de locales, nueve de ellos en la ciudad y De La Cruz situado en Tomares.

Tras la barra hay un espacio dedicado a preparar los montaditos y desayunos. Allí se pueden ver dos grandes carteles con las especialidades de la casa. Foto: Cosasdecome

El grupo, capitaneado por los hosteleros Genoveva Torres y Juan Manuel García, siguen con su política de «especialización», de abrir bares siempre con un argumento muy claro y en este ocasión la idea es recrear al clásico de Sevilla donde no faltan ninguna de las grandes: la ensaladilla, la tortilla, los garbanzos con espinascas, el montadito de pringá o la carne en tomate, todo presentado en una vajilla clásica…y con Cruzcampo de barril.

El local, como es habitual, en este grupo ha sido decorado por el grupo Persevera. Ladrillos vistos y azulejos en las paredes, barra de madera y unas vistosas lámparas en forma de bola blanca en el techo. La entrada, completamente acristalada, para dar luz a la estancia en la que caben, entre comedor y terraza, 24 mesas. Llaman la atención las estanterias situadas tras la barra en la que se exponen vinos espirituosos. A su lado una fresquera que recrea las antiguas neveras de los bares, con puertas de madera. En una esquina, una zona a la vista del público donde se preparan los montaditos y los desayunos. Allí cuelgan jamones y chacinas, una de las especialidades del local.

Vista de el comedor de El Favorito. Foto: Cosasdecome

En la barra taburetes y las mesas están recubiertas con mármol blanco para dar a «El Favorito» el aire de local de toda la vida. El nombre ha sideo elegido por Torres y García «porque es sonoro e indica bien lo que queremos hacer» señalan.

Llama también la atención la vestimenta de los camareros, con unas vistosas chaquetillas con botones dorados, a lo clásico, aunque este lado clásico se rompe con unos simpáticos mensajes a la altura del pecho donde se rinde culto a «Santa Gilda» en honor a las famosas banderillas de anchoas y aceituna. En la espalda un llamativo letrero con el nombre del bar.

La terraza de El Favorito

En lo gastronómico el sitio sigue el «tapero» clásico. La carta, en la que numerosos de los platos se sirven por tapas, contiene muchos de los clásicos de los bares de Sevilla. Hay desayunos con tostadas de distintos tipos de panes que se pueden acompañar con mantecas o chacinas. Hay también croasant, pincho de tortilla, pieza de fruta o un especimen en peligro de extinción: el sandwich mixto.

150 sitios para desayunar muy bien en la provincia de Sevilla

Luego a partir de la una del mediodía se abre la cocina para tapeo. Esta funciona ininterrumpidamente hasta el cierre con toda la carta disponible. La oferta incluye un amplio apartado de chacinas y quesos. La mayoría pertenecen a la firma Quarentena, una firma especializad en productos para sibaritas que acaba de abrir tienda en Sevilla y con la que colabora el grupo Ovejas Negras.

Las chacinas se usan también para las tostadas del desayuno y para los montaditos, otra de las patas de la carta. Lo tienen de calamares con alioili, de pringá, de gambas con alioli y no faltan los  dos grandes clásicos sevillanos, el mantecaito y el serranito.

Sevilla metía en pan

Desde el grupo destacan que todas las salsas y platos se elaboran en las cocinas del establecimiento. La carta ha sido diseñada por los directores gastronómicos de Ovejas Negras, Carlos Escuin y Beatriz Fernández, en colaboración con Genoveva Torres y Juan Manuel García.

No faltan tampoco las frituras más típicas de Sevilla como las croquetas, de bacalao, el adobo, los chocos o los boquerones.

Hay un apartado dedicado a los huevos fritos, otro clásico. Los ofrecen con patatas fritas, pimientos de Padrón y jamón ibérico, con pisto o con gambas cristal y pimientos asados.

El guisoteo ofrece desde carne con tomate o garbanzos con espinacas hasta el solomillo al whisky. La misma línea clásica se sigue con los postres con tarta de queso, flan o fruta del tiempo. La carta de vinos es bastante escueta con presencia de algunos jereces.

Horarios, localización, teléfono y más datos de El Favorito, aquí.

…Y además

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano