La confitería Distinguido de los Palacios tiene a la venta desde principios de octubre pequeños roscones de Reyes de tamaño individual para que aquellos adeptos que desean consumir este dulce mucho antes del 6 de enero.

 

Admitamoslo. La efímera vida del tradicional roscón de Reyes, que transcurre tan sólo entre las jornadas previas a la llegada de sus Majestades de Oriente hasta el 6 de enero, resulta una faena. Y de las grandes. También el hecho de que, debido a sus más que considerables dimensiones, se resista a la ingesta por parte de tan sólo una persona. Para satisfacer a los más impacientes adeptos de este tradicional dulce navideño, la confitería Distinguido de los Palacios y Villafranca creó hace veinticinco años un roscón de Reyes de tamaño individual que fabrican desde principios de octubre. «Es una pena que con lo rico que está, solo tenga un día marcado en el calendario. En Distinguido puede saborearse unos meses antes y disfrutarse sin necesidad de ser compartido», comenta Antonio Carmona, uno de los propietarios de este establecimiento palaciego.

Fue hace veinticinco años cuando el ingenio de Antonio, de la mano de su padre, Antonio Carmona, y su hermano Rubén, dio vida casi por casualidad al primer roscón individual de Reyes de la confitería Distinguido. La aceptación fue tal que a día de hoy sigue en sus vitrinas en distintas variedades: nata, crema, trufa y cabello de ángel. «En los Palacios nos conocen de sobra. Pero hay que gente que viene de fuera y se impacta al ver los roscones pequeños».

La familia Carmona es consciente de que estos roscones individuales no se prodigan en muchas confiterías de la provincia pero sus creadores los defienden con vehemencia. «Obviamente, también hacemos roscón grande tradicional. Pero tomarlo en formato pequeño, tranquila e individualmente es un placer. Y la espera hasta el día de Reyes se hace más llevadera», explica Antonio Carmona.

Los mini roscones para impacientes de la confitería Distinguido de Los Palacios tienen un tamaño similar a un donut grande y se cotizan a 1,30 euros la unidad.

Más información sobre la confitería Distinguido, aquí.