Varios de los templos caracoleros de Sevilla los sirven ya. En algunos casos, incluso con servicio a domicilio

 

Varios de los templos caracoleros de la provincia de Sevilla han comenzado ya esta semana la temporada de caracoles, una de las más esperadas en el calendario gastronómico de la zona.

El bar Camino del Rocío de Santiponce ha sido uno de los primeros y desde el pasado día 4 los sirve ya en sus instalaciones de la avenida Virgen del Rocío. También los preparan para llevar.

En Casa Remesal, otro de los grandes clásicos de Triana, los tienen también desde el lunes. Los tienen para tomar en el establecimiento y también para llevar.

Otro de los clásicos, El Cateto de la calle Sinaí, los tiene desde hoy. Están disponibles en el establecimiento y también a domicilio. En El Cano, en número 7 de la calle Corbeta, los sirven desde el día 8 de abril, a la vez que han estrenado horario continuado de siete de la mañana a nueve de la noche para poder tomarlos casi a cualquier hora del día.

En el despacho de caracoles Sevilla Este, especializado en este producto, señalan que cuentan con lo que se conoce como «caracoles nacionales, que son los apreciados por el público. De todos modos aunque se llamen nacionales vienen todos desde Marruecos». En el establecimiento tienen también cabrillas en salsa y desde el mes de marzo también han estado trabajando con los caracoles «blanquillos», típicos de la zona de Córdoba, pero menos apreciados en Sevilla.

Algunos otros clásicos como por ejemplo la cervecería Lolo (Calle Esperanza de la Trinidad), también conocido como El Kiki, prefieren esperar a que el «caracol esté bueno» y no empezaran hasta dentro de 15 días. Al principio los caracoles suelen venir más amargos y por eso algunos bares prefieren esperar unos días. Es el caso de Caracoles Sevilla, la empresa de caracoles a domicilio aguardará unas semanas más antes de elaborarlos aunque sí ha empezado a distribuir por toda la provincia sus cabrillas.

También la archiconocida Casa Protasio aguardará unos diez días para preparar sus demandados caracoles aunque este año, debido a las reducidas instalaciones del local, lo hará en formato solo para recoger. En el establecimiento exclusivamente se servirán manzanilla, rioja, vermú y cerveza con alcohol acompañados de altramuces y gordales. Los mismos caracoles de Protasio podrán disfrutarse en mesa en Casa Prieto en la Gran Plaza, local regentado también por Pedro Verdugo, propietario del clásico establecimiento caracolil.

Igualmente esperará unos días, otro clásico, Alfonso «El Rey de los Caracoles», de la calle Santas Patronas. El establecimiento, debido a sus pequeñas dimensiones y a que no tiene terraza, está aún cerrado. Sus previsiones son empezar en 10 días la temporada, aunque no saben si los tendrán tan sólo para llevar o se podrán consumir también en el establecimiento.

El Coli, otro sitio de referencia caracolera en la zona de Nervión, espera comenzar la temporada «a mediados de abril» pero no lo harán hasta que los caracoles «estén buenos».

Aquí un vídeo sobre sitios donde comer caracoles en Sevilla

¿Quiere saberlo todo sobre la vida de los caracoles y como se preparan? pulse aquí.

Aquí, las recetas:

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano