En una apuesta por la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, sus instalaciones de Valencina de la Concepción cuentan desde principios de diciembre con una planta solar fotovoltaica de autoconsumo que reducirá las emisiones de CO2 a la atmósfera durante la producción.

 

Beltran Viguera Cid define a su cerveza Guadalquibeer como «ligera, alegre, de espuma persistente, toques dulces y discreto amargor». Una ristra de calificativos a los que puede añadir desde principios de diciembre el de sostenible. Esta elaboración artesana fabricada en Valencina de Concepción se ha convertido en la primera de la provincia de Sevilla en obtener la calificación de ‘cerveza solar’. «Hemos instalado a principios de diciembre una planta solar fotovoltaica de autoconsumo en la cubierta de la fábrica que nos permite respetar el medio ambiente y economizar gracias al ahorro energético», explica Viguera.

Esta incorporación de la energía del sol al proceso de producción de cervezas artesanas reducirá, según Viguera, las emisiones de CO2 a la atmósfera «y con ello la tala de árboles».

Dentro de un mes comenzarán a comercializarse las primeras partidas de cervezas nacidas de este sistema de producción fotovoltaico que llevará además el sello ECO20, certificando por parte de The South Oracle (TSO) su fabricación con energía renovable en autoconsumo directo. «Nos estamos cargando el planeta cuando en la provincia de Sevilla tenemos muchísimas horas de sol. Ya era hora de aprovecharlas para hacer cerveza», concluye el propietario de Guadalquibeer.

La primera cerveza artesana de producción solar de Sevilla puede encontrarse en establecimientos como El Tejar (Calle San Jacinto, 68), La Escondida (Avenida Cardenal Bueno Monreal 30), La Fábula (Ronda de Triana, 31 | 31 Acc) o Puratasca (Calle Numancia, 5)

Más sobre las cervezas artesanales de Sevilla, aquí.