Los establecimientos que preparan este producto para llevar en la provincia de Sevilla, a la espera de su llegada. Algunos de sus templos históricos como Casa Protasio o El Cateto se plantean venderlos a domicilio

 

La expectación ante su llegada es inmensa. No podía ser de otra forma. Una tradición tan arraigada a Sevilla como el consumo de caracoles a partir de primavera se tambalea ante la crisis del coronavirus. Con bares y restaurantes cerrados a cal y canto, tan solo queda un reducto libre para el disfrute gastronómico de los adictos a estos gasterópodos: los establecimientos de caracoles para llevar o a domicilio. En ellos no se puede comprar una animada conversación entre amigos. Ni esa cerveza bien fría al sol que suele acompañar a unos cuencos de los que se consume hasta la última gota de caldo. Pero sí adquirir unas exquisitas tarrinas de caracoles para tomar en casa durante el confinamiento. Que no es poco.

“Habrá caracoles. Los proveedores nos han comentado que pueden empezar a venir el día 15 de abril, pero las circunstancias excepcionales hacen que no sea una fecha confirmada”, explica Paqui Lora, propietaria del Despacho de Caracoles de Sevilla Este, actualmente en funcionamiento debido a su producción de cabrillas. Tanto ella como sus clientes se encuentran a la espera. El teléfono del despacho no para de sonar. Tampoco para su móvil. En las redes sociales los mensajes son constantes. “Es un auténtico aluvión de personas el que nos pregunta sin cesar. En Sevilla somos muy caracoleros. Nos encantaría decirles que ya están aquí, pero aún nos encontramos a la espera”.

El despacho de caracoles de Sevilla Este aguarda la llegada de los primeros caracoles para preparar sus habituales tarrinas. Foto: CosasDeComé

El despacho de caracoles de Sevilla Este aguarda la llegada de los primeros caracoles para preparar sus habituales tarrinas. Foto: CosasDeComé

Una situación similar vive Caracoles Sevilla, empresa de Albaida del Aljarafe dedicada al envío de caracoles y cabrillas a domicilio. Su propietario, Manuel Felipe López, sabe que sus clientes habituales “están ansiosos por echarse unos caracolitos a la boca” Y no solo ellos. “Nos llama mucha gente que solía ir a tomarlos a los bares y quieren encargarnos varios tarros”, explica López.

En Caracoles Sevilla también barajan la segunda quincena de abril como fecha probable de llegada de estos demandados gasterópodos. “Hay que tener en cuenta que el cien por cien de la producción viene de Marruecos y que allí también tienen sus propias restricciones a causa del COVID19”, aclara Manuel López quien explica que “de no ser por estas circunstancias, los caracoles habrían empezado a llegar en marzo aproximadamente, como es tradición”

Caracoles Sevilla actualmente tan sólo envía cabrillas a domicilio. Foto: cedida por el establecimiento

Caracoles Sevilla actualmente tan sólo envía cabrillas a domicilio. Foto: cedida por el establecimiento

Por su parte, también el despacho de caracoles de Sevilla Este o Caracoles Sevilla han adaptado sus horarios y reparto al actual estado de alarma provocado por el coronavirus. Así, el establecimiento de Paqui Lora tan solo permanece abierto durante las mañanas, de diez a dos y media, mientras que los envíos a domicilio de Manuel Felipe López se limitan en la actualidad a tres días a la semana: lunes, miércoles y viernes.

Pedro Verdugo, de Casa Protasio, podría lanzarse a enviar sus famosos caracoles a domicilio. Foto: CosasDeComé

Pedro Verdugo, de Casa Protasio, podría lanzarse a enviar sus famosos caracoles a domicilio. Foto: CosasDeComé

Y si de adaptarse se trata, he aquí una buena nueva para los caracoleros. Algunos templos históricos de la producción de estos caracoles en la ciudad barajan el preparar sus famosos gasterópodos para llevar o enviar a domicilio mientras dure el confinamiento. Es el caso de la archiconocida Casa Protasio que, de la mano de su actual propietario, Pedro Verdugo, no descarta preparar sus míticos caracoles “y llevarlos al hogar de los clientes a través de Ubereats”. Se trata de una idea aún por perfilar que Verdugo piensa llevar a cabo desde el otro negocio familiar, Casa Prieto, pero siguiendo la receta tradicional de Protasio que de tanta fama goza en la ciudad. Similar planteamiento tienen desde bar El Cateto, otro referente o lugar de culto caracolil en Sevilla. Una de sus propietarias, Rocío Trigo, confirma que están «a la espera de la llegada de los primeros caracoles de calidad para ponernos manos a la obra e intentar optar por la vía del reparto a domicilio».

También otros clásicos en la preparación de caracoles de Sevilla y provincia, como Casa Remesal de Triana y Bar Miano de Lebrija aguardan ese momento para activar su envío hasta los hogares de los clientes.

 

La situación de los caracoles en Cádiz, aquí. 

Más sobre el despacho de caracoles de Sevilla Este, aquí.

Más sobre Caracoles Sevilla, aquí.

Más sobre Casa Protasio, aquí.

Más sobre bar El Cateto, aquí.

¿Quiere saberlo todo sobre los caracoles, cómo viven, que comen, como se reproducen…cual es el secreto para que el caldo esté clarito?…todas las respuestas, aquí.