Inspirado en los cafés centroeuropeos, de cuidada decoración y con un acompañamiento musical con personalidad propia, este establecimiento ofrece una amplia variedad de tartas, emparedados, medias noches y hojaldres caseros.

 

Isolde es el nombre de la protagonista de la ópera favorita de Cristina Regidor y Otto Moeckel. Una pareja amante de este género de música teatral que se inspiró en él y en el romanticismo que emana para en 2013 dar vida en el barrio del Porvenir a un establecimiento de lo más singular: Isolde Café. Especializado en tartas, emparedados, medias noches y hojaldres caseros elaborados artesanalmente por Regidor, Isolde cautiva no solo por su oferta de dulces y salados. Tal y como explica Moeckel, el establecimiento  «mantiene el aire de los cafés centroeuropeos donde la decoración y cada detalle ha sido cuidado para que nuestros clientes disfruten de un ambiente encantador»

Zona interior de Isolde, decorada con mimo por sus propietarios. Foto cedida por el establecimiento

Zona interior de Isolde, decorada con mimo por sus propietarios inspirándose en los cafés del centro de Europa. Foto cedida por el establecimiento

Las meriendas son uno de sus puntos fuertes. «Nuestras tartas artesanas que hacemos diariamente han adquirido gran fama, sobre todo las de galleta con chocolate, limón con merengue y zanahoria. Es lo que más nos piden», confiesa el propietario de Isolde quien puntualiza que las especialidades de dulce de leche, queso y la Sacher de chocolate también gozan de gran aceptación. En el apartado de los salados, también de creación propia, los emparedados de salmón con jamón york y huevo, las agujas de ternera y las medias noche se llevan la palma. «Todo ello lo servimos con mimo y una bonita presentación en nuestras mesas con sillas de corte romántico», comenta. Café arábigo 100% natural, una selección de tés e infusiones y batidos de elaboración artesana completan la oferta.

Las tartas de elaboración casera, como esta de manzana, son la especialidad del local. Foto cedida por el establecimiento

Las tartas de elaboración casera, como esta de manzana, son el principal reclamo del local. Foto cedida por el establecimiento

Como banda sonora, arias de Bizet, Puccini, Mozart, Verdi o Wagner hacen las veces de hilo musical en Isolde.  Aunque también hay hueco para clásicos contemporáneos como Van Morrison, Janes Joplin o Lou Reed. Es Otto Moeckel quien se encarga de esta selección musical a la que le da especial importancia. «Hemos estudiado perfectamente la acústica del local para que sea un sitio agradable en el que se disfrute de la música y se pueda conversar», explica.

Especializado en meriendas, Isolde también sirve desayunos. Foto cedida por el establecimiento

Especializado en meriendas, Isolde también sirve desayunos. Foto cedida por el establecimiento

Además de sus famosas meriendas, Isolde también ofrece desayunos en los que se obsequia con fruta de temporada a los clientes antes de tomar sus tostadas. También preparan por encargos sus tartas caseras, bizcochos, tortillas, hojaldres, empanadas, emparedados, mediasnoches, pudin y quichés para llevar.

Más sobre Isolde, aquí.

…Y además