Los emprendedores palmareños Marco Parra y Juan Manuel Díaz reinventan el concepto de comida ambulante con ‘Ibéricos on the road’ que lo centra en carnes y embutidos de calidad. Ya han instalado una furgoneta en el centro del Palmar de Troya y cuentan con cuatro más.

 

Comida callejera ibérica y de calidad. Aunque sobre ruedas, elaborada en las tan en boga ‘foodtruck’, furgonetas o caravanas de toda la vida, que poseen la versatilidad de asentarse en cualquier lugar. Así es el concepto gastronómico que defienden desde Ibéricos On The Road, el proyecto de los emprendedores palmereños Marco Parra y Juan Manuel Díaz. «¿Quién dice que una foodtruck tiene que limitarse a preparar pizzas y hamburguesas? ¿O que no es la mejor excusa para abrir un restaurante en lugar histórico o diferente que de otra forma carecería de él?», defiende Parra.

Él y Díaz, amigos de infancia y de amplio bagaje en cáterings el primero y como cortador de jamón el segundo, dieron vida a este proyecto itinerante durante el confinamiento del pasado año. «La vida nos volvió a unir en el Palmar de Troya. Y casi sin pensarlo nos vimos creando Ibéricos juntos y restaurando caravanas viejas para que se convirtieran en restaurantes», revela Marco Parra. La primera de ellas se ha asentado de forma permanente en el propio Palmar, concretamente en la plaza central, en un lugar de paso tanto para visitar el pantano como la localidad. «Resulta chocante que un pueblo de tan solo 2000 habitantes posea un sitio tan diferente. Pero la gente lo está acogiendo muy bien», relata Parra.

Algunas de las caravanas restauradas por Ibéricos on the road. Foto cedida por el establecimiento

Algunas de las caravanas restauradas por Ibéricos on the road. Foto cedida por el establecimiento

Como cabía esperar, los ibéricos son los protagonistas de la oferta gastronómica de este establecimiento: tanto las carnes a la parrilla de Bernardo Hernández (Beher) de Salamanca como el jamón al corte.  También cuentan con tapas y raciones de con cierto toque creativo, obra todo ello de Juan Manuel Díaz. «Juanma ha estado varios año fuera de España empapándose de la gastronomía de otros países. Por eso siempre sorprende con ideas innovadoras en su cocina», aclara su socio en Ibéricos on the road que destaca el éxito de propuestas como las papas bravas, el secreto marinado, la ensaladilla o el tataki de presa. Además, Díaz también ofrece cócteles y desayunos con zumos naturales.

Junto a las carnes ibéricas, el jamón y el queso son los protagonistas de este espacio. Foto cedida por el establecimiento

Junto a las carnes ibéricas, el jamón y el queso son los protagonistas de este espacio. Foto cedida por el establecimiento

Según revela Marco Parra, Ibéricos on the road de El Palmar ha conseguido que su propuesta se asiente de tal forma «que ya contamos con una veintena de mesas fijas para nuestros clientes del footruck. También preparamos barbacoas para recoger y a domicilio». Pero esta alta gastronomía ibérica sobre ruedas tiene ansias de expansión. Y desea crecer más allá de su localidad natal. Por ello, las otras cuatro caravanas de Ibéricos aguardan a que nuevas localidades requieran de sus servicios: carnes y embutidos gourmet para degustar en plena calle, especialmente en rincones con encanto de cualquier punto de la geografía española que carezcan de restaurante propio.

La foodtruck de El Palmar también posee algunas tapas creativas. Foto cedida por el establecimiento

La foodtruck de El Palmar también posee algunas tapas creativas. Foto cedida por el establecimiento

Paseo de tapa en tapa por El Palmar de Troya, el municipio más joven de Sevilla