El grupo hostelero cuenta con dos turnos en horario de noche y uno en el de mañana para sus tres primeros establecimientos que regresan a la normalidad. Además, mantiene sus servicios de comida a domicilio y para recoger.

 

Tres de los establecimientos de La Azotea ya han abierto, el 26 de mayo, sus puertas, si bien los restaurantes no han dejado de ofrecer servicio a sus clientes desde el comienzo del estado de alarma. Se trata de los locales conocidos como La Tienda y Gran Poder, ambos ubicados en la calle Conde de Barajas y el establecimiento anexo a este último, denominado Minibar, que supuso la última incorporación a la cadena, y que abandona temporalmente su configuración como bar dedicado a coctelería para albergar mesas para los servicios de almuerzo y cena.

«El objetivo es el de tener a nuestro equipo de cocina y sala concentrado para poder ofrecer nuestra máxima calidad en una situación en la que no va haber la tensión habitual de la plena actividad en los restaurantes», asegura el empresario Juan Antonio Gómez, en relación con la adaptación a las condiciones en las que debe atender al público en cumplimiento de la normativa para la llamada Fase 2.

Desde que se decretó el Estado de Alarma, La Azotea puso en marcha sus servicios de entrega a domicilio y de recogida en local, posteriormente, que han reportado grandes satisfacciones a los gestores del negocio de hostelería. «Adaptarnos a una nueva realidad nos ha dado la oportunidad de llegar a clientes que nunca habían estado en La Azotea, aunque habían oído hablar de nosotros», explica Elena Menini, socia del negocio.

La decisión de emprender esa vía de llegada al público fue fácil de tomar, según Gómez, que reconoce que «desde el primer día tuvimos claro que, aunque tuviésemos que renunciar al ambiente de nuestros locales, podíamos seguir ofreciendo un buen servicio, originalidad y calidad de de producto; cocina de altura, como nos gusta decir, pero en otro formato». Ambos servicios han llegado para quedarse, al menos de momento. El empresario sevillano explica que «más que nueva normalidad, en nuestro equipo nos gusta hablar de normalidad aumentada, porque abrimos nuestro servicio de siempre, manteniendo los de delivery y take away. Es como la realidad aumentada de La Azotea».

La dirección del grupo ha decidido mantener cerrados los locales de las calles Zaragoza y Mateos hasta estudiar cómo evolucionan estos tres primeros que en la segunda fase de la desescalada abren sus puertas. En los tres se establecerá el mismo horario: a mediodía permanecerán abiertos de 13:30 a 16:00 horas y por la noche habrá dos turnos, un primero de 20:30 a 22:30 horas y un segundo de 22:30 al cierre, para así evitar aglomeraciones.

Para acudir a cualquiera de estos dos restaurante se precisa reserva previa 955116748. Pese a protagonizar dos reaperturas, la Azotea mantendrá su servicio de reparto de comida a domicilio y de recogida en el local. (más información sobre estos servicios, aquí)

Más sobre La Azotea, aquí.