El grupo hostelero sevillano cierra Capital y vuelve a centrarse en la firma primigenia que le dio a conocer hace trece años y de la que cuenta con tres locales.

 

Vuelta a los orígenes en el grupo hostelero sevillano La Azotea. Tras mantener una política de expansión en los últimos años a través de distintas firmas, la empresa de Juan Gómez cambia de estrategia. Así, La Azotea ha decidido reforzar su marca homónima, La Azotea, en lugar de diversificarse con distintas líneas de negocio. De esta forma, Gómez y su equipo han cerrado Capital, un restaurante basado en sandwiches, ensaladas y coctelería abierto en 2021 en la calle Mateos Gago, para instalar allí otros establecimiento de La Azotea. «Han sido nuestros propios clientes los que nos lo han demandado y hemos decidido hacerles caso», aclara Gómez.

Con este local, La Azotea ya cuenta con tres restaurantes bajo esta marca en el centro de la ciudad. Junto al recién recuperado se encuentra el ubicado en la calle Jesús del Gran Poder esquina con Conde de Barajas y el sito en el número 12 de Conde de Barajas, bautizado como ‘La tienda de la Azotea’. «En breve cerraremos temporalmente este último para someterlo a algunas mejoras y actualizaciones», explica el propietario. También echaron el cierre hace unos meses Casa Dimas y el obrador La Crema, aunque el grupo mantiene su participación en el restaurante Mestizo, en las inmediaciones de la Alameda de Hércules, que fusiona comida mexicana y californiana. Según revela Gómez, este cambio de rumbo implicará «un grupo aún más afianzado si cabe en su esencia, que mimará al detalle». En este sentido, las verduras ecológicas de temporada cobrarán especial protagonismo en la oferta gastronómica de estos restaurantes gracias a la producción propia de un huerto en Carmona.

Más sobre el Grupo La Azotea, aquí