Famoso por sus desayunos y meriendas originales, el establecimiento de la calle Regina ampliará sus instalaciones y concepto gastronómico anexionándose un local contiguo que hará las veces de obrador. La apertura está prevista para noviembre.

 

Es uno de los referentes entre los establecimientos sevillanos en lo que a desayunos y meriendas innovadoras se refiere. Pero no se ha librado de los estragos de la pandemia. Por ello, La Cacharrería afronta el nuevo curso creciendo y ampliando su concepto gastronómico. Y cerrando su local de la calle Carlos Cañal. «Hemos preferido centrar todos nuestros esfuerzos en el de Regina introduciéndole algunas novedades», declara Marco Coro, propietario de la Cacharrería.

De esta forma, La Cacherrería se anexionará un local contiguo de la misma calle Regina que le permitirá casi triplicar sus instalaciones e instalar en ellas un obrador propio a la vista del público. Ya se han iniciado las obras de reformas que prevén que finalicen en noviembre. «Todo será más espacioso pero sin perder el encanto y el carácter acogedor que define a La Cacharrería», puntualiza Coro quien añade el establecimiento contará con quince mesas en el interior y seis en la terraza, frente a las cuatro y dos que tenía anteriormente.

Junto a los demandados desayunos, brunchs y meriendas, el establecimiento diversificará su concepto gastronómico incluyendo también una nueva carta de almuerzos y nuevas elaboraciones sin gluten ni lactosa, además de potenciar los productos de kilómetro cero. También se introducirán los aperitivos de media tarde o ‘happy-hour’ formados por un cóctel y una tapa o tabla con propuestas variadas aún por definir.

Más sobre la Cacharrería, aquí.

Suscríbete a Cosasdecome Sevilla aquí.