El panadero José Luis Rodríguez, ya con varios premios en su haber a pesar de llevar con su local abierto menos de tres años, será también el primero en Andalucía en contar con su promio molino para moler cereales

 

La famosa panadería «La Molinilla de Aracena», una de las más prestigiosas de Andalucía por los trabajos que está realizando con las harinas, las largas fermentaciones de las masas y la ausencia de levaduras en sus preparaciones, abrirá  despacho en el barrio de Los Remedios de Sevilla en las próximas semanas.

El panadero José Luis Rodríguez señala que ha tomado esta decisión por la gran cantidad de clientes de Sevilla que se desplazan habitualmente hasta Aracena para comprar sus productos, por lo que ha pensado en tener despacho propio en la ciudad. De hecho su pan ya se puede adquirir en Sevilla, por encargo, en la famosa pastelería de su padre, Rufino, también situada junto a la plaza de Cuba, en Los Alcalareños o también en la nueva tienda de productos gastronómicos La Despensa de San Lorenzo que acaba de abrir en la calle Baños de Sevilla.

Rodríguez, de 30 años, puso en marcha su propia panadería en noviembre de 2017, después de haber comenzado a experimentar con su padre en la pastelería familiar. Antes de abrir su obrador también realizó periodos de formación con varios panaderos.

La carrera de Rodríguez ha sido fulgurante y su forma de trabajar el pan le han hecho conseguir premios por la calidad de sus productos como el de la Sociedad Andaluza para el Estudio de Intolerancias Alimentarias (Saeia). Asimismo tiene «una estrella» en la ruta del buen pan y pertence al Club Richemont, una asociación en la que están presentes una gran cantidad de profesionales del sector y que lucha por la calidad de este producto.

El panadero José Luis Rodríguez. Foto: Cedida por el establecimiento

El despacho de Los Remedios, el primero que monta la firma fuera de Aracena, donde tiene otro despacho situado en la calle Constitución, junto a la confitería Rufino, está situado en la calle Virgen de Consolación, muy cerca de la calle Asunción y de la plaza de Cuba.

En este local se venderán todas las especialidades de la casa, tanto de panadería como de bollería ya que también elaboran magdalenas, bizcochos o croasans, todos también bajo el mismo parámetro de la panadería de materia prima de primera calidad y sin aditivos.

La Molinilla elabora panes con diferentes tipos de harinas que van desde el trigo hasta el centeno. En la actualidad traen harinas desde Galicia, Francia o incluso Alemania. «La calidad del pan depende mucho de la calidad del cereal que se utilice» señala el panadero y destaca además que para sus métodos de trabajo es fundamental también este aspecto.

Sus panes, en general, llevan dos fermentaciones. La primera de 24 horas es la que realiza la masa madre, de crianza propia, que emplean para hacer el amasado. Luego este, en el que tan sólo interviene la harina, agua y sal, se somente a una nueva fermentación de 24 o más horas y luego, al tercer día es cuando se lleva a cabo el horneado.

Rodríguez no añade levadura a sus panes y una de las características principales es que las piezas están en perfectas condiciones para comerlo durante varios días, además de soportar muy bien la congelación.

Pero ahora, el panadero, va dar un salto más. Ha adquirido en Austria un molino que le permitirá elaborar sus propias harinas para hacer el pan. «Esto me permite trabajar directamente con los cereales y yo lo podré triturar de manera que yo quiero para así obtener un mejor pan». El molino estará en la propia tienda del centro de Aracena y el público podrá verlo funcionar ya que estará situado junto al despacho en una urna de cristal que le permite conservar las condiciones óptimas para su trabajo.

Esta será la primera panadería en Andalucía en contar con un molino de estas características. En España tan sólo funcionan otras dos, con lo que el panadero onubense se sitúa a la vanguardia del sector.

…Y además

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano