La famosa panadería de Aracena ofrece en su despacho sevillano un amplio surtido de panes de larga fermentación, además de originales picos y algunos productos gastronómicos como las conocidas patatas fritas Perdi

 

La forma en la que está expuesto el pan ya te dice mucho de como lo tratan en la panadería. Las piezas aparecen dispuestas en cestas de mimbre cuidadosamente cubiertas con manteles blancos de esos terminados con croché. Ahí se depositan hogazas, barras, panes de moldes, molletes y vienas.

José Luis Rodríguez, el maestro panadero de La Molinilla aunque tan sólo tiene 30 años, comenta que no han podido empezar con mejor pie ya que han agotado existencias en sus dos primeros días de apertura. Su éxito ha sido fulgurante. Abrieron en Aracena en noviembre de 2017 y desde entonces no han parado las alegrías y los premios, como el de la Sociedad Andaluza para el Estudio de Intolerancias Alimentarias (Saeia) por la calidad de sus productos. la  estrella» en la ruta del buen pan y su pertenencía al Club Richemont, una asociación en la que están presentes una gran cantidad de profesionales del sector y que lucha por la calidad de este producto.

Exposición de panes en la tienda de La Molinilla de Sevilla. Foto: Cosasdecome

Ahora sale de su población natal y monta despacho en Sevilla, en Los Remedios, una de las «plazas grandes» de la capital de Andalucía. Sigue así los pasos de sus padres, los de la confitería Rufino, que también cuentan con despacho en Sevilla desde principios de 2019.

La tienda de La Molinilla, como se llama la panadería de Rodríguez, está en la calle Virgen de Consolación, muy cerca de la plaza de Cuba y a pocos pasos de la calle Asunción, la calle comercial por excelencia de Los Remedios. Una gran cristalera deja ver el género. Dentro un mostrador de azulejos blancos y encima dos grandes cristaleras donde está expuesta la hornada del día que llega desde Aracena a primera hora de la mañana.

Trabajan con diferentes tipos de harinas: tirgo, trigo integral, espelta, multicereales, chia, avena, centeno y luego suelen tener pares con sabores los fines de semana y que van variando en función de lo que de la imaginación del panadero. En cuanto a las formas de los panes hay hogazas, barras con un color que tan ganas ya de pedir dos huevos con papas sólo para mojarlas, pan de molde,  o piezas más pequeñas como vienas o molletes.

Para darse cuenta de hasta donde llega el detalle, en la tienda tienen dos máquinas cortadoras de pan, una que parte las rebanadas más gordas, para las tostadas y otra que las deja más finas y pensadas para los panes de molde, para todos aquellos que quieran tomar unos sandwiches en condiciones más allá del gomoso pan industrial.

Todos los panes son de larga fermentación y se elaboran tan sólo con masa madre. No añaden levaduras. De esta forma Rodríguez señala que consiguen una mejor calidad y también que sea más digerible. La técnica la aplican también a los picos. El panadero explica que los picos no suelen ser sometidos a largas fermantaciones «como hacemos nosotros pero así logramos un pico que sabe más a pan y que es más agradable de comer». El éxito de su propuesta «piquista», en la que se incluyen picos aromatizados con especias, les está llevando ya a exportar incluso a otros paises europeos.

La tienda no sólo ofrece pan y picos. También hay algunos bizcochos realizados de la misma forma artesanal, magdalenas, galletas de almendra y aún están por llegar algunas especialdades más. Hay asimismo una zona de exquisiteces gastronómicas con conservas y embutidos surtidos por la famosa firma Los Alcalareños de Sevilla, que también vende el pan de La Molinilla en sus tiendas, los aceites de La Matilla de Carmona o una amplia representación de vinos «los que a mí me gustan» señala Rodríguez. Además, algunas sorpresas, como la presencia de las famosas patatas fritas Perdi, de Aracena, una de las mejores de España. A ello se unirán proximamente setas, también de Arecena y miel.

La Molinilla espera una buena acogida en Sevilla donde ya trabaja también con algunos puntos de venta de sus productos como las tiendas A falta de Pan (Calle Relator), La Jamonería de Sevilla (Calle José Laguillo), Casa Juan (San Vicente de Paul), el horno Aljamar (Tomares) o La Despensa de San Lorenzo. El próximo paso de esta panadería será moler el cereal para sus harinas en sus propias instalaciones para lo que han comprado un molino especial.

Más información sobre La Molinilla, aquí.

Horarios, localización, teléfono y más datos de La Molinilla, aquí.

Aquí la guía de panaderías de la provincia de Sevilla.

Aquí la gran guía del mollete de Sevilla.

Pincha aquí para disfrutar el buey gaditano
Suscríbete a Cosasdecome Sevilla aquí.