El establecimiento se traslada hasta la zona de Buhaira introduciendo su propia tienda de alimentos de proximidad y ecológicos con los que a su vez elabora los platos del restaurante.

 

La Tizná, el original restaurante-asador sostenible del Paseo de las Delicias, se renueva. Y además en varios sentidos. En primer lugar, cambia de ubicación. Concretamente se traslada hasta el número 1 de la calle Camilo José Cela, en la zona de la Buhaira, donde volverá a abrir sus puertas el 1 de octubre. Al mismo tiempo, sus propietarios, Ángeles Muñoz y José Antonio Barragán, se reinventan bajo un nuevo concepto gastronómico.

Así, La Tizná incluirá en esta nueva andadura una tienda de alimentos frescos y de proximidad que, además de convertirse en punto de venta directo para los clientes, servirá de materia prima para la elaboración de los platos del restaurante. “Se trata del primer proyecto de gastronomía circular de Sevilla. Nada de producir, usar y tirar. Tenemos hasta un sistema de reciclaje de desechos alimentarios directo del restaurante al gallinero”, explica Muñoz, asesora gastronómica y chef de la Tizná. Para ello, Ángeles y José Antonio cuentan con productores y productos locales como Bio-Alverde y sus verduras ecológicas que ayudan a personas en riesgo de exclusión social, “vacas de estero criada en el coto de Doñana, legumbres ecológicas de la Axarquía, huevos de gallinas felices, café ecológico Dromedario o vinos naturales de bodegas familiares”. Todos ellos pueden adquirirse en la ya mencionada zona de tienda, con aires de un colmado tradicional, donde el visitante puede agenciarse su cesta y hacer acopio de alimentos.

Por su parte, el espacio dedicado al restaurante cuenta con algunas mesas donde se sirve una carta especializada en concepto de asador, muy marcada por el cambio de temporadas. También posee terraza “Nuestra oferta gastronómica es variable debido a que nos debemos a la temporalidad de los productos”, aclara Muñoz quien puntualiza que La Tizná no puede considerarse un asador “al uso”. “ «De hecho, los platos de verdura priman sobre los de carne. Intentamos conseguir un consumo más verde, con recetas mediterráneas y saludables. Platos frescos y sorprendentes elaborados con mucho cariño que pueden tomarse aquí o en casa”, define su concepto Ángeles Muñoz. “Respetamos sus productos, los cocinamos con cariño, hacemos platos reconfortantes con presentaciones casuales”, añade José Antonio Barragán, sumiller y jefe de sala en la Tizná.

En la carta de La Tizná priman los platos saludables marcados por la estacionalidad de los productos. Foto cedida por el establecimiento

En la carta de La Tizná priman los platos saludables marcados por la estacionalidad de los productos. Foto cedida por el establecimiento

Esta nueva Tizná, decorada con un estilo aún más hogareño y vintage que el establecimiento anterior, permanecerá abierta de lunes a sábados de ocho de la mañana a ocho de la tarde. Servirá desayunos, almuerzos y meriendas. Además admite encargos de comida o compra para recoger posteriormente en el local.

Más sobre la Tizná, aquí